Domingo 26/06/2016. Actualizado 20:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Otra maniobra para evitar su relevo

Pedro Sánchez tiene un plan para volver a ser candidato a La Moncloa en unas nuevas elecciones

Convocará unas primarias en el PSOE para elegir cabeza de lista, y no secretario general. Así logrará bloquear la celebración de congreso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez logró el visto bueno del Comité Federal del PSOE para iniciar negociaciones con Podemos y Ciudadanos de cara a lograr su apoyo en un debate de investidura. Pero ahora le queda lo más difícil: convencer a Pablo Iglesias y Albert Rivera. El líder socialista está convencido de su éxito en esas conversaciones pero, por su acaso, ya tiene preparado un “plan B”.

Pedro Sánchez, en su comparecencia en Ferraz el 20-D. Pedro Sánchez, en su comparecencia en Ferraz el 20-D.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PSOE, Pedro Sánchez tiene como máxima prioridad lograr una mayoría parlamentaria, junto a otras formaciones, para poder ser investido presidente y formar Gobierno. No obstante, sabe que las negociaciones van a ser difíciles, y ya sabe qué hacer si no obtiene en el Congreso los votos suficientes para llegar al Ejecutivo.

El secretario general es consciente que el Partido Socialista es la única formación que puede evitar nuevas elecciones. Por eso, si él no logra ser presidente, se disolverán de nuevo las Cortes para citar, otra vez, a los ciudadanos ante las urnas. Una nueva convocatoria para la que Sánchez se prepara con el objetivo de repetir como candidato.

Unas primarias para bloquear el congreso nacional

La repetición de las generales se produciría, según los cálculos que manejan en Ferraz, en el mes de junio. Es decir, unas tres semanas después del congreso nacional que celebrarán los socialistas para elegir nuevo secretario general y nueva ejecutiva en mayo.

Según lo aprobado en el Comité Federal, el 8 de mayo deben convocarse elecciones primarias en el PSOE de las que saldrá elegido el próximo líder del partido. Después, el fin de semana del 21 y el 22, tendrá lugar el congreso en el que se ratificará a la nueva dirección del partido.

Pues bien. Según las fuentes consultadas por este diario, la idea de Pedro Sánchez es convocar, antes de las elecciones generales, unas primarias para elegir cabeza de lista del PSOE a esos nuevos comicios. El proceso, que se convocaría en paralelo al congreso del partido, “podría provocar que éste se pospusiera”, apuntan desde Ferraz.

De hecho, el actual secretario general no descarta celebrar el día 8 de mayo elecciones primarias, pero no para la dirección del partido, sino para elegir al candidato socialista a las nuevas generales. De esta forma, aseguran las fuentes consultadas, “él volvería a ser cabeza de lista, porque nadie se presentaría a esas primarias, y el congreso quedaría pospuesto”.

Las negativas de Podemos y Ciudadanos

Pedro Sánchez y su equipo mantienen la confianza en poder llegar al Gobierno antes de mayo. No obstante, tienen preparado el citado “plan B” ante la posible negativa de Podemos y Ciudadanos a sellar un pacto con el PSOE.

Desde Ferraz, en ese sentido, se siguieron con interés las comparecencias que ofrecieron ayer Albert Rivera y Pablo Iglesias en el Congreso, después de ser recibidos por Felipe VI en Zarzuela. Y, a tenor de lo dicho por ambos, va a ser difícil llegar a un acuerdo con los dos, ya que ninguno acepta sellar un pacto en el que esté el otro.

Pese a ello, Sánchez y sus colaboradores creen que los líderes de Ciudadanos y Podemos cederán para evitar nuevas elecciones: “Ambos saben que una nueva campaña electoral es muy cara y que en las urnas se les penalizará por no haber evitado una nueva convocatoria. Por eso, al final aceptarán el pacto que les propongamos”.

·Publicidad·
·Publicidad·