Viernes 30/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pedro Solbes, desautorizado públicamente por Rodríguez Zapatero con su anuncio de que va a “salvar” los astilleros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El anuncio de José Luis Rodríguez Zapatero de que se propone “salvar” los astilleros públicos es la primera gran desautorización que sufre su Vicepresidente económico, Pedro Solbes, quien tenía ya decidido y ordenado el cierre, y ahora ha visto cómo le contradecía el Presidente del Gobierno.

El anuncio de José Luis Rodríguez Zapatero de que se propone “salvar” los astilleros públicos es la primera gran desautorización que sufre su Vicepresidente económico, Pedro Solbes, quien tenía ya decidido y ordenado el cierre, y ahora ha visto cómo le contradecía el Presidente del Gobierno.

 

Hasta julio de este año, el objetivo de la SEPI (como también lo fue del Partido Popular) era salvar los astilleros, por el sistema de refinanciar la deuda que se iba a producir con la devolución de los 308 millones de euros exigida por la Unión Europea.

 

Tan era ese el objetivo, que –según ha sabido El Confidencial Digital- se había negociado con el BBVA una operación financiera, articulada mediante un crédito sindicado liderado por el banco que preside Francisco González, quien así, de paso, tenía oportunidad de hacer “un favor” al nuevo Gobierno socialista.

 

Una vez refinanciada la deuda, el plan era poner a cero las cuentas de la sociedad, y a continuación redactar un plan de viabilidad para intentar ir adelante con los astilleros.

 

Todo estaba acordado y preparado, cuando en ese mes de julio el Comisario de la Competencia, Mario Monti, llamó a su viejo compañero Pedro Solbes para anunciarle que Bruselas preparaba un segundo expediente por las ayudas a Izar, y además de una cuantía muy elevada, más de mil millones de euros.

 

Ante el anuncio de ese nuevo expediente, Pedro Solbes consideró que no tenía ningún sentido el intento de salvar Izar con ese coste, y notificó a la SEPI que olvidara el plan de salvamento y optara por la quiebra, porque otra cosa sería meter dinero para nada. El proceso pasaría por separar los astilleros militares de los civiles, puesto que son estos últimos los que no tienen carga de trabajo.

 

Ese plan de cierre del Vicepresidente económico es el que ha quedado en entredicho con las declaraciones de Rodríguez Zapatero y ese compromiso suyo de “salvar” los astilleros.