Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pilar Manjón “desaparece” de la escena pública tras solicitar una baja psicológica: ha perdido peso y lleva escolta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La portavoz de la Asociación de Víctimas del 11-M, Pilar Manjón, ha reducido al mínimo sus apariciones públicas. Sigue de baja laboral y, según personas de su entorno, declara sentirse una “víctima” más.

La portavoz de la Asociación de Víctimas del 11-M, Pilar Manjón, ha reducido al mínimo sus apariciones públicas. Sigue de baja laboral y, según personas de su entorno, declara sentirse una “víctima” más. Según ha podido saber El Confidencial Digital, Manjón no se encuentra bien. “Está muy delgada” y “sigue dolida” con los sucedido meses atrás. Por varios motivos. En primer lugar, como es lógico, por la pérdida de su hijo Daniel en los atentados del fatídico 11-M. Además, las críticas recibidas desde ciertos medios de comunicación no le han sentado nada bien, aseguran quienes están en contacto con ella. Al malestar anímico habría que añadirle la presencia de guardaespaldas las 24 horas del día. Según relatan a este confidencial algunos allegados, en la sede de la asociación han recibido correos electrónicos desagradables, muchos de ellos en tono amenazador. Dicha protección la tiene desde días posteriores a su comparecencia en la Comisión de Investigación del 11-M en el Congreso de los Diputados. Con 47 años, Manjón sigue sin incorporarse a su trabajo en el Ministerio de Defensa donde ha trabajado durante 25 años. Su principal ocupación ahora son las mismas víctimas de la asociación, donde “pasa muchas horas prestando ayuda y atendiendo a las víctimas”, según aseguran las mismas fuentes. La última aparición de la portavoz en los medios de comunicación es una entrevista concedida al diario gratuito 20 Minutos el pasado 28 de octubre en la que aseguraba entre otras cosas que “todo se ha reducido a dinero” y que las víctimas son tratadas “como un saco de patatas”.

·Publicidad·
·Publicidad·