Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Pleno del Estatut: De Madre defiende la “nación”, ZP apuesta por “identidad nacional”, Rajoy anuncia que debatirán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Pleno del Congreso sobre el Estatuto de Cataluña transcurrió en un ambiente relativamente pacífico, pero deparó alguna pequeña sorpresa, como la posición de Manuela de Madre.

El Pleno del Congreso sobre el Estatuto de Cataluña transcurrió en un ambiente relativamente pacífico, pero deparó alguna pequeña sorpresa, como la posición de Manuela de Madre. La sorpresa con la portavoz socialista, que presentó el Estatuto junto con los otros dos “comisionados” catalanes (Mas y Carod), estuvo en el ardor con que defendió la condición de Cataluña como “nación”, un mensaje que choca con lo manifestado por destacados socialistas del resto de España. Los tres enviados del Parlamento Catalán se sentaron en una mesa aparte para ellos, en lugar destacado, en el centro del hemiciclo, cerca de los taquígrafos. A modo de rápidos trazos, estos son algunos detalles destacados del debate celebrado ayer: -Nadie mostró voluntad de tensar el debate, más bien todo lo contrario. Rajoy renunció a ataques directos y a descalificaciones, Zapatero se mantuvo en su habitual tono blando, los oradores catalanes trataron de “no dar miedo”, y solamente tensaron un poco el ambiente algún representante minoritario. Manuela de Madre dejó bien claro que la aspiración de los socialistas es una España federal -Rodríguez Zapatero, en un discurso corto, de cuarenta minutos, volvió a utilizar palabras grandilocuentes y principios globales, dijo que es tiempo de consenso y que “nadie debe quedar al margen” y todos somos necesarios. Abandonando un tanto el guión de los últimos tiempos, no arremetió contra el PP. -El presidente habló de “identidad nacional” como definición de Cataluña frente al término “nación”, con lo que consolida la intención de que ése sea el término que figure en el Estatuto -Quiso dejar claros los cuatro campos en que habrá que cambiar el texto: competencias exclusivas del Estado, organización judicial (Ley Orgánica del CGPJ, Estatuto del Ministerio Fiscal), relaciones bilaterales y financiación (mantener un tronco común en el sistema fiscal español). -Rodríguez Zapatero no fue respondiendo a cada orador uno por uno, sino a todos en bloque, con lo que evitó alargar el Pleno, pero principalmente eludió en polémicas y enfrentamientos, sobre todo con el PP. -Rajoy tuvo una intervención de fondo, yendo a puntos clave, pero sin tensar, personificando el Rodríguez Zapatero el problema mediante la expresión “alguien”: “alguien ha comprometido su futuro personal con la aprobación del Estatuto”. Dijo que no es suficiente ir retocando aspectos, porque el conjunto del texto es inservible: sería como “intentar peinar un puercoespín”. -Fue al núcleo de la cuestión, cuando remachó que en España el poder, por encima de cualquier otro, lo tiene el pueblo español, depositario de la soberanía, y ante él “nadie habla de igual a igual, ni se blindan ríos ni competencias”. -Rajoy planteó: ¿Si no se admitió el Plan de Ibarretxe, por qué se acepta ahora debatir el Estatuto? Es el precio que paga Zapatero por seguir gobernando. Los diputados del PP se mostraron más motivados que los socialistas, y tributaron a su líder el triple de aplausos que Zapatero: veintitrés frente a siete. -El presidente del PP anunció que los populares participarán activamente en el debate del Estatuto en la Comisión Constitucional del Congreso, para “vigilar” las enmiendas que se introduzcan e “informar” a los ciudadanos. “Que vuelva Jordi Pujol” -Protagonismo especial para Jordi Pujol, que asistió a la sesión en la tribuna de invitados. Todos los oradores catalanes le saludaron. Pasqual Maragall se mostró bastante inexpresivo. La práctica totalidad de los políticos de Cataluña asistieron al Pleno. -Sorpresa y comentarios, durante la mañana, por la ausencia del ministro de Defensa, dado el asunto a debate. José Bono, sin embargo, se incorporó por la tarde. -“Que vuelva Pujol”, coreaban por lo bajo, medio en broma medio en serio, unos cuantos periodistas veteranos que no habían querido perderse una sesión tan significativa -Los parlamentos en catalán de algunos, como sucedió con Puigcercós (el que más lo utilizó) obligado a “callar” a los intérpretes para mudos, que no comprendían lo que se estaba diciendo. En esos momentos, en TVE desaparecía de la pantalla el recuadro con la intérprete.

·Publicidad·
·Publicidad·