Sábado 01/10/2016. Actualizado 20:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ha sido la fuerza más votada, por delante del PNV

Por qué Podemos ha ganado en el País Vasco

1) Realizó una campaña independiente a la de Pablo Iglesias. 2) Fue el único partido que defendió el derecho a decidir. 3) Su programa de “emergencia social” ha reclutado votantes de PSE y Bildu

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado 20 de diciembre, en las elecciones generales, Podemos consiguió ser la fuerza más votada en el País Vasco. Lo hizo, además, imponiéndose en Vitoria, Bilbao y San Sebastián, y en localidades como Barakaldo, Sestao, Portugalete, Santurtzi, Irún, Llodio, Arrasate, Éibar y Errenteria. Un éxito que, con las divisiones internas previas que sufrió antes de los comicios, parecía imposible.

Juan López de Uralde. Juan López de Uralde.

El 8 de noviembre, a seis semanas de las elecciones, la cúpula de Podemos en el País Vasco dimitió en bloque por discrepancias con Pablo Iglesias. El líder nacional, y su ejecutiva, recibieron fuertes críticas, al ser acusados de querer controlarlo todo y de funcionar como un “aparato que no respeta la voluntad de sus militantes fuera de Madrid”.

Nada hacía presagiar entonces que la formación morada se convertiría en la fuerza política más votada en la región el 20-D. Sus problemas internos, y un voto de extrema izquierda en propiedad de Bildu, apuntaban a unos malos resultados. Sin embargo, Podemos recibió el 25,97% de los votos y consiguió 5 diputados y 5 senadores. Solo el PNV, beneficiado por la Ley d´Hont, obtuvo más escaños, seis.

No fue una sucursal “españolista”

Este éxito, totalmente inesperado, puede tener una primera explicación precisamente en los enfrentamientos que protagonizaron las direcciones de Podemos a nivel nacional y autonómico, pocas semanas antes de los comicios.

Así lo asegura a El Confidencial Digital Juan Miguel Comas, periodista y analista político, que ha seguido de cerca la trayectoria de la formación morada en el País Vasco. En este sentido, asegura que aquellos debates internos han provocado que la formación “no fuese percibida como una 'delegación' de un partido españolista, como le ocurre al PSE”.

De hecho, según Eduardo Maura, diputado electo de Podemos, la formación concurrió a las elecciones como una fuerza vasca más, “no como un partido estatal tradicional con una ‘sucursal vasca’, que es quizá lo que algunos esperaban".

"Se ha traducido en una campaña intensamente local, plural en los mensajes y en el abordaje de los problemas sociales y económicos de los diferentes municipios y comarcas: desempleo, transporte, reindustrialización sostenible, modelo de convivencia y cambio de modelo productivo”.

Este hecho es un factor claramente diferenciador con respecto al PSE de Patxi López, que “siempre ha sido la delegación del PSOE en el País Vasco y que sigue perdiendo así peso político en la comunidad autónoma vasca”, añade.

Único partido que defendió el derecho a decidir

Otra de las claves del éxito de Podemos en el País Vasco tiene que ver con que ha sido el único partido que ha apostado de forma clara por el referéndum de autodeterminación, diferenciándose así del PNV, que no hizo mención a ese asunto en campaña, y de Bildu, que apostó directamente por la independencia.

En ese sentido, Juan Miguel Comas recuerda que el Partido Nacionalista Vasco “ha impreso un ritmo lento a la política regional. Un hecho que, unido a la ‘catalanización’ de la agenda política estatal, "ha provocado cierta desafección del electorado por las formaciones más tradicionales, incapaces de ofrecer soluciones a los problemas reales de la gente”.

Recuerda que la mayoría de ese electorado vasco no es independentista. Según los últimos datos publicados, tan sólo el 14% de la población de Euskadi votaría a favor de la independencia de España.

Al mismo tiempo, “la mayoría parece que está a favor de poder pronunciarse al respecto. Tal vez, porque gran parte de los jóvenes (la mayoría del voto captado por Podemos a nivel estatal) nunca se pudieron pronunciar a favor o en contra de la Constitución de 1978”.

Un programa más de izquierdas que el de PSE y Bildu

Otra de las claves del éxito de Podemos en el País Vasco es que ha sabido diferenciarse de los otros dos partidos de izquierda con los que competía: PSE y Bildu.

Comas asegura que la formación morada ha sido la que más sensibilización ha tenido hacia los temas de “emergencia social”, que también preocupan al electorado vasco. De esa forma, ha quitado votos a los socialistas y a la izquierda abertzale, “que no ha conseguido hacerles frente con un discurso ya conocido”.


·Publicidad·
·Publicidad·