Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Preocupa el resultado de las elecciones de 2015

¿Y si Podemos arrasa en las generales? PP y PSOE formarán Gobierno de coalición

Respuesta desde el Ejecutivo a los grandes empresarios, inquietos por la posibilidad de que el partido de Pablo Iglesias pueda gobernar en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uno de los peores escenarios políticos para el mundo económico es que, como resultado de las generales de 2015, Podemos se convierta en la tercera fuerza, e incluso en la segunda, y sobre todo que resulte imprescindible para alcanzar la mayoría. Ante la hipótesis de que el partido de Pablo Iglesias pacte con los socialistas (con el PP parece impensable), desde ámbitos del actual Gobierno se da a entender que, en esa coyuntura, la solución será un Gobierno de coalición PP-PSOE.

Rajoy recibe a Pedro Sánchez en La Moncloa, el pasado julio. Rajoy recibe a Pedro Sánchez en La Moncloa, el pasado julio.

La posibilidad de que el movimiento Podemos acabe entrando en el Ejecutivo, y por tanto gobierne en España, intranquiliza especialmente a los principales líderes empresariales del país, que así lo han trasladado incluso al equipo de Mariano Rajoy.

Y la respuesta que han escuchado es que Pablo Iglesias no será ni presidente ni ministro, ni tampoco lo serán sus seguidores, porque los dos grandes partidos estarían dispuestos a coaligarse en ese Gobierno de concentración.

En esa línea, un ministro del Gobierno, con destacado peso político, durante una reunión off the record con periodistas, manejó con absoluta naturalidad la opción de que, si las elecciones generales obligan a ello, porque se produce un ascenso imparable de Podemos, los dos principales partidos articularán un frente común mediante la formación de un Gobierno de coalición PP-PSOE.

Mensaje a los grandes empresarios

Los empre- sarios se quedaron tranquilos con ese horizonte

Según ha conocido El Confidencial Digital, ese mismo mensaje se ha transmitido desde el Gobierno a los más importantes empresarios de España, integrados en el Consejo Empresarial para la Competitividad.

Durante la última reunión del dicho club, celebrada hace menos de un mes, en la sede de Telefónica, los grandes empresarios del Ibex trasladaron al ministro de Industria, José Manuel Soria, su preocupación por el peligro que puede suponer para la estabilidad de España, y por tanto para la economía, el declive de los grandes partidos y, a la vez, el ascenso de formaciones minoritarias, y en algún caso extremistas como Podemos, que harían ingobernable el país después de las elecciones generales.

Soria se mostró rotundo ante los empresarios. Les planteó que estuvieran tranquilos y pidió también que no ‘enredaran’ con ese asunto.

Les aseguró que Rajoy y Pedro Sánchez, llegados a ese escenario el día después de las generales, no encontrarían demasiados obstáculos para ponerse de acuerdo. Les recordó que ambos ya convergen ahora, por ejemplo, en otro de los desafíos trascendentales para el Estado: el conflicto catalán.

Una coalición de Gobierno entre PP y PSOE disfrutará de una mayoría parlamentaria más que suficiente para garantizar la estabilidad política y económica del país sin grandes traumas, lo cual a su vez proporcionará un escenario de estabilidad para garantizar la recuperación económica. Según la información recogida por ECD, los grandes empresarios se quedaron bastante tranquilos con ese horizonte.

Y también el problema de Cataluña

Los empresarios VIPS se confiesan también inquietos por el rumbo que han tomado partidos nacionalistas como CiU y PNV, que en el pasado mostraron cierta vocación de Estado pero que ahora han cambiado de rumbo. Consideran que, a día de hoy, el independentismo rupturista que ambas formaciones defienden hace imposible cualquier pacto político con ellos en cuestiones de Estado.

Ese escenario de descalabro electoral en 2015, que dibuje un país ingobernable, de forma que los grandes partidos tengan que recurrir, como otra alternativa, al apoyo de los nacionalistas para alcanzar la mayoría, genera enorme incertidumbre a los altos directivos del Ibex. El Gobierno de coalición PP-PSOE amortizaría dicho factor de inestabilidad y además una acción conjunta pacificaría el conflicto de Cataluña y su ofensiva independentista. Sería otra consecuencia del pacto populares-socialistas para entrar juntos en La Moncloa.

Esperar al resultado de las generales

La idea de un Gobierno de concentración PP-PSOE no se manejara públicamente en ningún caso. No hasta después de que se conozcan los resultados de las elecciones generales de 2015 y se compruebe si el veredicto de las urnas provoca una situación de ingobernabilidad.

De aquí a entonces, ambos partidos negarán tajantemente cualquier posibilidad, ni siquiera remota, de una coalición. Entre otras cosas porque una hipótesis así castigaría electoralmente a una y otra formación. Y mucho menos se manejará en campaña electoral. Cualquier insinuación será desmentida de forma tajante.

De qué hablaron Rajoy y Pedro Sánchez

La hipótesis de un Gobierno de concentración ya se manejó en los peores momentos de la crisis económica, como una posible solución para sacar al país del caos. Y en la actualidad se destaca que eso ya ocurre en Alemania, donde Angela Merkel gobierna junto con los socialdemócratas.

Fuentes políticas a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital no descartan que en la entrevista que el 28 de julio mantuvieron Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, en La Moncloa, poco después de que éste ganara las primarias en su partido y se convirtiera en secretario general del PSOE, uno de los asuntos de fondo fuera precisamente el análisis de las generales de 2015, el ascenso de Podemos, y la hipótesis de que ninguno de los dos partidos pudiera formar Gobierno. Y que, para ese escenario, se hubiera hablado de Gobierno de coalición.

Hay que recordar que Felipe González ya sugirió esa posibilidad antes de las elecciones europeas, y que el ex presidente del Gobierno es ahora uno de los asesores que más escucha Pedro Sánchez. Tal como publicó ECD, en su día Alfredo Pérez Rubalcaba, todavía secretario general del PSOE, admitió que aceptaría una Gobierno de coalición si la gobernabilidad del país lo exigía.

El presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, ha sido uno de los promotores de esa opción política y la ha estado promoviendo a todos los niveles. Consiguió el apoyo de algunos de los grandes del Ibex como Alierta, Fainé, Florentino Pérez, Francisco González y Sánchez Galán.

·Publicidad·
·Publicidad·