Jueves 25/08/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La propuesta de las europeas se hizo “a toda prisa”

Podemos reconoce que su programa económico es inviable

Primeras rectificaciones: se replantea la jubilación a los 60 años y la jornada laboral de 35 horas semanales. Admite que es una “barrabasada” proponer que España no pague su deuda

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Algunas de las medidas económicas más importantes de Podemos tienen los días contados. Al menos, tal y como fueron presentadas a la opinión pública antes de las Europeas provocando que un buen número de desencantados se adhieran a ellas. La jubilación a los 60 años y la jornada laboral de 35 horas semanales han sido ya desechadas, por inviables, para el programa electoral de las generales.

Pablo Iglesias, líder de Podemos. Pablo Iglesias, líder de Podemos.

Una de las acusaciones contra Podemos que más se ha repetido en los últimos meses es que el partido de Pablo Iglesias presenta un programa económico “irrealizable”.

Muchos economistas de prestigio han concluido que el despliegue de algunas de sus propuestas condenaría a España a la quiebra. El adelanto de la jubilación a los 60 años, la renta básica universal o una jornada laboral de 35 horas semanales, entre otras, han sido tildadas de “populistas”.

Que no puedan tacharle de ocurrencias

Según ha sabido El Confidencial Digital a través de algunos dirigentes, Pablo Iglesias ha ordenado a los economistas que están colaborando con el partido que rehagan “casi por completo” el programa económico que hasta ahora han venido defendiendo.

Han caído en la cuenta de que es necesario presentar una “alternativa seria” para las elecciones generales, que no pueda ser tachada de “improvisada” y con medidas que puedan ser consideradas de “ocurrencias”.

Por ello, otra de las instrucciones que han dado a los expertos que participan en la reelaboración del programa es que todas las propuestas vayan acompañadas de su correspondiente partida presupuestaria y el modo en el que se logrará su financiación.

Toda medida que se presente debe estar perfectamente explicada. Especialmente en su viabilidad económica. Se debe poder defender también con números.

Programa adaptado al escenario nacional

En Podemos reconocen a ECD que el programa con el que la formación concurrió a las pasadas elecciones europeas no tiene ahora un encaje fácil en la economía española. Han detectado que es necesario adaptar algunas de las medidas a un escenario real de cara a las elecciones generales del año que viene.

Argumentan que en este momento es complicado plasmar esas propuestas en los Presupuestos Generales del Estado porque el anterior texto exigía mucha menor concreción y se elaboró para un marco europeo.

Admiten, incluso, que se redactó “a toda prisa”. Se han visto “sobrepasados por los acontecimientos”, por un éxito en las urnas que no esperaban. Según han contado algunos de sus dirigentes, muchas de sus propuestas se recogieron “pueblo a pueblo”, como sugerencia de sus vecinos y fueron incluidas en el programa de las europeas sin realizar cálculos ni estimaciones.

Se plantea la retirada de dos medidas estrella

Por lo pronto, las dos medidas estrella que la dirección de Podemos ha puesto en revisión son el adelanto de la jubilación a los 60 años y la jornada laboral de 35 horas semanales.

Consideran que ambas propuestas hay que replantearlas casi al completo porque los economistas que están trabajando en el programa dudan de su viabilidad.

No parece sencillo, admiten, que en un contexto de mayor esperanza de vida se proponga una retirada temprana de los trabajadores porque haría insostenible el sistema público de pensiones. También hay dudas sobre si este es el mejor momento para reducir la jornada laboral porque mermaría considerablemente la productividad y la competitividad del país.

Dan marcha atrás en no pagar la deuda

Podemos va a dar marcha atrás en otra de sus principales consignas en campaña electoral. La dirección reconocerá en su nuevo programa que España debe pagar la deuda: Como país, España deberá pagar la deuda que le corresponda”, declara de forma contundente una voz autorizada del partido. Haber dicho lo contrario –admiten desde esta formación- era una “barrabasada”.

Eso sí. Se apuesta por realizar una “auditoría pública a esa deuda”. Una vez concluida, se “negociará con las autoridades europeas el pago y los plazos”. De esa forma, añaden, “ni quedaremos fuera del euro ni excluidos de la Unión Europea, como se está diciendo”.

No renuncia a la renta básica universal

No todo se va a cambiar. Hay líneas rojas intocables. Por ejemplo, uno de los puntos irrenunciables, en el que la dirección de Podemos ha insistido a los expertos que están rediseñando el programa, es el pago de una renta básica universal. Sobre este asunto, se estudian fórmulas para lograr la financiación.

De momento, están calculando cuánto podría ahorrar el Estado en pensiones y prestaciones por desempleo. Los menores costes en esas partidas, aseguran fuentes de la formación, son las que permitirán ese desembolso al Estado, sin necesidad de duplicar la presión fiscal como apuntan algunos expertos que dudan de la viabilidad de la medida.

Propuestas para presentar en televisión

Las fuentes consultadas por ECD explican que estas medidas serán presentadas por los representantes de Podemos que acuden a tertulias televisivas.

“Allí se nos va a acusar otra vez de lo mismo y hay que tener claro cómo se va a responder”, comentan dirigentes del partido. Las intervenciones en televisión serán, por tanto, el principal escaparate que utilizará el partido para presentar el nuevo programa económico e intentar defenderse de las acusaciones que reciba.



Negocio

Otra forma de ordenar las facturas, albaranes y recibos dentro de la impresora y en formato digital

Hasta ahora, solíamos ordenar nuestros albaranes, facturas y documentos de manera convencional: realizábamos los agujeros oportunos y los archivábamos en carpetas en función de su procedencia. Ahora hay otra manera más rápida, mas económica, de hacerlo.