Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El director de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, sigue fuera de juego: va de un lado para otro pero el cargo es inabarcable

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El flamante director de la Policía y de la Guardia Civil sigue estando fuera de juego, según informadores que trabajan esos asuntos. Y también es la opinión de los analistas, a pesar de que últimamente está reuniéndose con muchos de ellos.

Joan Mesquida no acaba de hacerse con un cargo que, en opinión de esas fuentes, es un puesto demasiado grande para cualquiera como para poder hacer algo eficaz. Según datos recogidos por El Confidencial Digital, el director se pasa la mañana en la sede de la Benemérita, la tarde en la Dirección General de la Policía, donde trabaja hasta las once de la noche, y sin embargo no acaba de llegar a casi nada.

Al parecer, el director de la Policía y la Guardia Civil está buscando un despacho propio, que no esté en ninguno de los dos cuerpos que quedan bajo su mando, pero el comentario entre los expertos es que eso sería aún peor solución, porque, en un puesto de ese estilo, lo más importante es “estar con la gente”.

Una demostración de la dificultad que, en la práctica, está encontrando Joan Mesquida es que, cuando el ministro del Interior, Rubalcaba, pide al secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, que le informe de algo, éste a quien llama directamente es, por la Benemérita, al general Varela, director general adjunto de la Guardia Civil, y por el Cuerpo Nacional de Policía a Fernández Chico, director general operativo.

Mesquida está llevando a cabo una cierta ofensiva de imagen, para intentar mejorar la percepción que se tiene sobre su labor, incluyendo entrevistas periodísticas, pero sobre todo reuniones “off the record” con grupos de informadores y comentaristas.