Viernes 02/12/2016. Actualizado 17:20h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Políticos vascos reconocen haber “bajado la guardia” en su seguridad personal tras la “tregua” de ETA a los cargos electos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los políticos vascos de los partidos amenazados por ETA piensan que, a día de hoy, la coyuntura política impide a la banda terrorista matar. En ese sentido, reconocen haber bajado la guardia a raíz del anuncio realizado por la banda, en junio de 2005, de respetar a “cargos electos de los partidos políticos de España”.

Los políticos vascos de los partidos amenazados por ETA piensan que, a día de hoy, la coyuntura política impide a la banda terrorista matar. En ese sentido, reconocen haber bajado la guardia a raíz del anuncio realizado por la banda, en junio de 2005, de respetar a “cargos electos de los partidos políticos de España”. Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, un número significativo de políticos amenazados por ETA en el País Vasco han rebajado su nivel de tensión ante posibles atentados contra su integridad física. Esto no significa que hayan prescindido de sus escoltas, ya que la esperanza de que la banda deje de matar para siempre es escasa, y —según explican- en cualquier momento la situación puede dar un vuelco. No hay que olvidar que ETA ha matado a una treintena de políticos en democracia. Este lunes se conocía, además, una información de la Agencia Europa Press en la que se afirmaba que la banda terrorista se habría rearmado en mercados de los Balcanes, norte de Italia y posiblemente Portugal. Europa del Este. Igualmente se ha confirmado recientemente la autoría de la banda terrorista en el robo de más de mil kilos de polvo de aluminio en Francia, una sustancia que se usa para fabricar bombas de amonal. Hasta la fecha, la clase política vasca, principal objetivo terrorista desde hace años, había reducido sus cotas de vigilancia ante la certeza de que la banda se hallaba en una coyuntura desfavorable para matar, y a raíz de la convulsión social que provocó el atentado islamista del 11 de marzo de 2004. Los políticos vascos consultados por ECD, han reconocido prescindir de sus escoltas en ocasiones especiales, o para planes concretos de fin de semana. Aunque sin abandonar completamente esa protección . “Cualquier día —concluye uno de los afectados- la banda volverá a matar, y por supuesto, no anunciará previamente su intención de reanudar los asesinatos”.