Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Quebraderos de cabeza en el Ministerio de Defensa por el cansancio de las tropas que deben ir al Líbano: voluntarios forzosos por exceso de misiones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El departamento que dirige José Antonio Alonso no da abasto. El exceso de trabajo del personal militar por el número de misiones en el extranjero acumuladas está provocando enormes quebraderos de cabeza a los responsables del envío del primer contingente al Líbano. Y la cosa va a más.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes militares, cada día que pasa, los responsables del Ministerio de Defensa son conscientes de que la “sobrecarga de trabajo del personal” destinado fuera de España va en aumento. Como decimos, el número de misiones acumuladas en el extranjero está provocando el cansancio de los soldados lo que se traduce en la falta de efectivos voluntarios para este tipo de cometidos.   Los militares consultados aseguran que, hasta hace muy poco tiempo, no era un problema disponer de soldados españoles dispuestos a acudir por propia voluntad a operaciones fuera de nuestro país. Ahora, “la mayoría son forzosos”, reconocen a ECD.   Además, en el caso concreto de los soldados que saldrán próximamente hacia el Líbano se advierte que el despliegue proyectado tendrá lugar en el marco de la Fuerza Interina de Naciones Unidas (FINUL) y ahí “estas dificultades aumentarán”.   El primer relevo de las tropas españolas que ahora parten hacia Oriente Próximo se producirá el próximo 1 de noviembre pero si la misión en territorio libanés se agrava, el despliegue deberá prolongarse más allá de lo estipulado. Y hay que tener en cuenta que actualmente hay 2.000 efectivos españoles desplegados en otros países.   De hecho, el total de efectivos previstos por Defensa para ser desplegados por el extranjero es de 3.000 y para el Líbano se espera que acudan 1.100 soldados. Como las cuentas no acaban de salir, se prevé una reestructuración de fuerzas en los Balcanes.