Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rajoy mantuvo una cita secreta con Ignacio Polanco en la que se pactó el fin del boicot a Prisa y donde Zapatero salió muy malparado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nada se ha contado de este encuentro secreto, porque ambos interlocutores han querido mantenerlo en el ámbito de la más estricta privacidad. Sin embargo, El Confidencial Digital puede revelar que el líder del PP, Mariano Rajoy, y el hoy presidente de Prisa, Ignacio Polanco Moreno, mantuvieron un encuentro en el que, entre otras cosas, pactaron el final del boicot al grupo periodístico.

Fuentes solventes consultadas por ECD confirman que en ese cara a cara, celebrado este verano, se acordó también que la normalización de las relaciones, que ponga fin al plante acordado por el Partido Popular el 26 de marzo, como respuesta a las acusaciones de Jesús Polanco, se ‘visualice’ de forma gradual. Y eso es lo que ya se está aplicando, aunque no se ha hecho ningún anuncio “oficial”.

El boicot mediático, que provocó la cancelación de contratos publicitarios con este grupo de comunicación y la ausencia en sus medios de los políticos ‘populares’, tuvo su origen en unas declaraciones de Jesús Polanco durante la Junta general de Accionistas de la compañía. En esa ocasión, expresó abiertamente sus dudas sobre la vuelta del PP a La Moncloa: “Si recupera el poder –dijo textualmente-, van a venir con unas ansias de revancha que me dan mucho miedo”.

Todo esto ha quedado atrás, como decimos, tras el discreto encuentro celebrado este verano entre Mariano Rajoy e Ignacio Polanco. Las fuentes consultadas por ECD revelan también que el nuevo presidente de Prisa estuvo “muy cordial”, intentando en todo momento evitar cualquier roce con el líder del PP.

Pero Ignacio Polanco fue más allá. Según fuentes conocedoras de lo tratado en esa cita, el máximo directivo de Prisa se mostró muy crítico con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Expresó sin tapujos algunos desencuentros con el jefe del Ejecutivo, así como determinadas circunstancias que no han sido bien asimiladas por la compañía. Mientras tanto, relatan las mismas fuentes, Mariano Rajoy asentía un tanto perplejo.

Según lo hablado en esa reunión, el fin del boicot se va visualizar de forma gradual, con acercamientos dirigidos en primer lugar a ‘dirigentes del PP en la periferia’ para, finalmente, acabar rompiendo el hielo con la presencia de los primeros espadas del centro-derecha español en los medios de Prisa.

En este contexto, se entiende mejor lo publicado el pasado 4 de septiembre en estas mismas páginas –véalo aquí-, sobre la ‘extraña’ aparición de Daniel Sirera en El País, con una entrevista concedida en agosto. Según logró confirmar ECD en aquella ocasión, Sirera llamó a Génova para preguntar sobre la conveniencia o no de responder a las preguntas de Prisa. La respuesta que recibió desde la dirección nacional fue: “Adelante”.

·Publicidad·
·Publicidad·