Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El optimismo regresa a Génova

Los argumentos de Rajoy al PP explicando por qué volverá a ser presidente del Gobierno

Da por sentada una mayoría con Ciudadanos y que ahora, si es necesario, contará con la abstención de Pedro Sánchez

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las cosas han cambiado para Mariano Rajoy. En apenas cuatro meses. En enero, antes incluso de su primera reunión con el rey, tenía asumido que no podría gobernar. El tiempo, y el fracaso de Pedro Sánchez en la investidura, le han dado una segunda oportunidad. Ahora está seguro de que conservará La Moncloa.

Mariano Rajoy. Mariano Rajoy.

Es lo que ha transmitido el proprio presidente en funciones a la dirección nacional del PP, en una reunión reciente de la ejecutiva. Según explican a El Confidencial Digital altos cargos del partido, presentes en el cónclave, Rajoy lanzó un mensaje de absoluta confianza de cara al 26 de junio: “Estad seguros de que vamos a gobernar en la próxima legislatura”.

El optimismo del jefe del Ejecutivo se ha trasladado a Génova, donde ya nadie duda en que se va a mejorar el resultado cosechado el pasado 20 de diciembre y en que el PP continuará al frente del Gobierno.

A ello han contribuido los argumentos aportados por Rajoy en la citada reunión de la ejecutiva y en conversaciones privadas posteriores con miembros de la cúpula del partido. En todas ellas, el presidente ha destacado los siguientes factores clave:

1. El PP es el partido que menos se ha desgastado

Mariano Rajoy sorprendió a propios y extraños cuando renunció, por dos veces y ante el rey, a presentarse como candidato a la investidura. El presidente en funciones quería evitar “obtener una mayoría absoluta de noes” en el Congreso. Eso iba a suponer un desgaste muy fuerte para el PP y para él mismo.

Ese daño se lo ha llevado, en opinión del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez. Y por voluntad propia. Pero no es el único que llega debilitado a las nuevas elecciones: Pablo Iglesias también ha salido perjudicado de estos cuatro meses de negociaciones infructuosas.

Ciudadanos, por su parte, “ha sabido jugar sus cartas”, aunque también ha tenido fallos: “La apuesta por la política de gestos a veces ha sido excesiva y ha descolocado a su electorado”, asegura Mariano Rajoy.

Por todo ello, el presidente del PP sostiene que su partido, incluso con la investigación a Barberá y la dimisión de Soria, ha sido el menos perjudicado por el parón institucional: “Somos los que menos nos hemos desgastado. Hemos mantenido el discurso desde el primer día y esa coherencia ha sido bien valorada”.

2. Logrará más escaños que el 20-D

Así las cosas, Mariano Rajoy está convencido de que el partido mejorará los resultados cosechados el pasado 20 de diciembre.

Las fuentes consultadas por ECD afirman que el jefe del Ejecutivo ha transmitido a los suyos que “estamos creciendo”, por lo que espera lograr en torno a cinco diputados más en las elecciones del 26 de junio.

Por contra, la anunciada abstención en el voto de izquierdas provocará que tanto PSOE como Podemos se estanquen en los resultados del 20-D, mientras que Ciudadanos experimentará un ascenso similar al de los populares.

3. Albert Rivera no volverá a pedir la cabeza de Rajoy

Ese crecimiento en paralelo de PP y Ciudadanos, y el hecho de que Rajoy sea ratificado por un número superior de votantes respecto a hace cuatro meses, abortará el intento de Albert Rivera de pedir la cabeza del candidato popular.

Así lo piensa el propio presidente en funciones, que añade: “El argumento de que la gente quiere un cambio de líder no caló en estos cuatro meses y no va a calar después de unas nuevas elecciones en las que vamos a subir”.

4. Habrá acuerdo con Ciudadanos

Ese hecho, unido al pacto fracasado entre Rivera y Sánchez, provocará, a juicio del jefe del Ejecutivo, un cambio de actitud en Ciudadanos.

La formación naranja “debe contrarrestar ese acuerdo” y, bajo la premisa de que “siempre buscan la gobernabilidad”, aceptará, según Rajoy, un proyecto conjunto con el PP para formar una mayoría parlamentaria que garantice estabilidad política.

El jefe del Ejecutivo, además, da por sentado que “Rivera quiere cargos”, por lo que no descarta ofrecerle un puesto en su Gobierno. A él, y a otros dirigentes de Ciudadanos.

5. Y habrá abstención de Sánchez si es necesario

Por último, Rajoy considera que la alianza PP-Ciudadanos podrá contar, si es necesario, con la abstención del PSOE en el debate de investidura.

En opinión del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez ha rebajado el tono en los últimos días porque es consciente de que su partido no le volverá a permitir otros cuatro meses de negociaciones ni llegar a un acuerdo con Podemos.

Rajoy ha reconocido a los suyos que al principio dio por hecho un gobierno de izquierdas apoyado por nacionalistas con Sánchez al frente, pero el paso de los días ha demostrado que el PSOE no iba a tolerar al secretario general un acuerdo así.

De este modo, y si la suma de PP y Ciudadanos no alcanza una mayoría suficiente, el presidente del Gobierno en funciones está seguro de convencer al líder socialista de que facilite su investidura no votando en contra.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·