Viernes 30/09/2016. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rajoy, arropado en el Ritz por su equipo, reconoce que trabaja teniendo en cuenta el escenario de una legislatura corta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Fórum Europa fue este jueves más “popular” que nunca. Los vecinos de Génova 13 abandonaron en bloque la comunidad para “okupar” los salones del Ritz y arropar la intervención de su presidente, Mariano Rajoy, que confesó que trabaja teniendo en cuenta el escenario de una legislatura corta. Los socialistas, enredados con la Junta Electoral por ser “los primeros en Europa”, hicieron mutis por el Fórum.

El Fórum Europa fue este jueves más “popular” que nunca. Los vecinos de Génova 13 abandonaron en bloque la comunidad para “okupar” los salones del Ritz y arropar la intervención de su presidente, Mariano Rajoy, que confesó que trabaja teniendo en cuenta el escenario de una legislatura corta. Los socialistas, enredados con la Junta Electoral por ser “los primeros en Europa”, hicieron mutis por el Fórum. Quizá valorando, como Rajoy, que las elecciones pueden estar a la vuelta de la esquina, los primeros espadas del PP y lo más granado de la clase empresarial no quisieron perderse la foto en este desayuno en el Hotel Ritz de la capital, organizado precisamente para periodistas, empresarios y políticos. En la mesa central estaban todos: Gallardón, Acebes, Zaplana, Piqué, Elorriaga, Astarloa, y haciendo cuota femenina no paritaria Ana Pastor, Dancausa y hasta Loyola de Palacio. Relegados en mesa marginal se adivinaban los rostros de Pujalte y Luisa Fernanda Rudi. Lo más destacado del empresariado español tampoco quiso perderse la intervención: Iñigo de Oriol (Iberdrola), Martín Villa (Sogecable), Florentino Pérez (ACS), Pérez de Bricio (Cepsa), Luis Atienza (Red Eléctrica), Villar Mir (OHL), Quintas Seoane (CECA), Miguel Blesa (Caja Madrid) y Carlotti (Antena 3). También estaba Luis del Rivero (Sacyr-Vallehermoso), que tuvo que escuchar cómo Rajoy apuntaba veladamente a Miguel Sebastián en el asalto al BBVA, a la vez que pedía a Solbes que actuara en este asunto con criterio propio y añadiendo después: “el que quiera entender que entienda”. Esta parte del discurso fue la más aplaudida y la ironía del político gallego —que volvió a amagar sin dar del todo- la que más carcajadas levantó en la sala. Rajoy centró su intervención en hablar sobre el Plan Ibarretxe y afirmó que en este asunto tiene la conciencia tranquila: ya no puede hacer nada más pues él no es el Presidente del Gobierno. “A la oposición se le puede pedir sólo lo que se le puede pedir —añadió- y el PP ha estado a la altura de las circunstancias”. Rajoy expresó su deseo de trabajar en bloque con el PSOE en el País Vasco, como ocurría en tiempos de Nicolás Redondo, y se quejó de las dificultades que plantean los socialistas vascos en la gobernabilidad de la Diputación de Álava y del Ayuntamiento de Vitoria. El presidente popular criticó el llamado “Plan López” por el contenido (habla de “Comunidad Nacional”) pero sobre todo por las formas, ya que significa caer en el juego que van marcando los nacionalistas. Rajoy dice que en el PP no existe ningún “plan”, lo que buscan es que se cumpla le ley y acabar con ETA. Preguntado sobre posibles contactos de ETA con el Gobierno respondió que él no tiene este asunto confirmado. Tampoco quiso hacer ningún comentario cuando fue interrogado por la reunión que mantuvo, junto a Zapatero, con el Rey. Sólo hizo referencia al monarca marroquí y aprovechó para criticar al PSOE por su silencio ante las palabras del monarca alauí contra Aznar. Rajoy criticó que el Gobierno apoye el criterio marroquí en la cuestión del Sáhara y que no se una al parecer de la ONU, de Francia y del pueblo saharaui. También destacó cómo en cuestión de meses ha cambiado la percepción de España en el exterior y ya no se le ve como un país dinámico y estable. Sacó a relucir el editorial que The Wall Street Journal tituló como “España balcánica”, y ofreció al Gobierno un pacto en Política Exterior. Sobre los informes del CGPJ y del Consejo de Estado contra el matrimonio homosexual, Rajoy dice tener el mismo parecer: “El matrimonio es una institución ente un hombre y una mujer, ha sido siempre así a lo largo de toda la historia, y lo pienso con independencia de que sea miembro de la Iglesia Católica”. Sacó entonces a colación las palabras de Jospin, líder socialista “de la laica Francia”, que reniega del matrimonio entre homosexuales por ser contrario a la lógica y al sentido común. Rajoy afirma que de lo que él está a favor es de una regulación, pero no de la equiparación.