Sábado 25/06/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las conversaciones se reanudan la semana que viene

Rajoy ofrecerá a Rivera cuatro reformas de la Constitución para ganarse el apoyo de Ciudadanos

Propondrá modificar los reglamentos del Congreso y del Senado; un nuevo sistema electoral y un cambio en profundidad de la financiación autonómica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy mantiene el objetivo de alcanzar un acuerdo con PSOE y Ciudadanos para garantizar un gobierno de estabilidad en España. No obstante, tiene claro qué propuestas de ambos partidos estaría dispuesto a aceptar y cuáles no. Y, a día de hoy, apuesta por proponer a Albert Rivera una reforma de la Constitución con cuatro medidas que se adaptan al programa del PP.

Albert Rivera y Mariano Rajoy charlan en el Palacio de la Moncloa. Albert Rivera y Mariano Rajoy charlan en el Palacio de la Moncloa.

Según explican a El Confidencial Digital altos cargos nacionales del PP, el presidente del Gobierno en funciones ha comunicado a los principales dirigentes del partido que está dispuesto a abordar cambios en la Carta Magna pactados con Ciudadanos, aunque descarta tajantemente la conversión de España en un estado federal, como pretende el PSOE.

Rajoy, sin embargo, da por hecho que si emprende una reforma constitucional de la mano de C´s, los socialistas se sumarían al proyecto para no quedarse fuera. Por eso, quiere tomar la iniciativa y pactar con Rivera cuatro reformas que aparecerían en un nuevo texto de la Carta Magna.

Las Cortes, objetivo de las dos primeras reformas

Los dos primeros cambios en profundidad que emprendería el PP con Ciudadanos, y que quedarían reflejados en la Constitución, afectarían a Las Cortes Generales.

Mariano Rajoy está dispuesto a realizar dos reformas en profundidad del reglamento del Congreso de los Diputados y del Senado, en el que se especifiquen conductas que puedan ser sancionables -como la ruptura de la Constitución por parte de Sabino Cuadra la pasada legislatura- y donde se establezcan nuevas fórmulas de control al Gobierno.

Este segundo objetivo también ha sido reivindicado por el PSOE, por lo que el PP tendría, de esta forma, un argumento para que los socialistas apoyasen la el proyecto de reforma de la Carta Magna.

Un nuevo sistema electoral

El Partido Popular ha defendido, en el último año y medio, la necesidad de llevar a cabo una remodelación del actual sistema electoral. Sin embargo, la celebración de autonómicas, municipales y generales desaconsejaba llevar a cabo esa iniciativa para que el PP y el propio Gobierno fueran acusados de oportunistas por intentar cambiar las normas de juego antes de unos comicios.

Ahora, en el inicio de una nueva legislatura, Mariano Rajoy considera que es el momento propicio para llevar a cabo esa reforma. Y, para ello, no descarta aplicar un sistema con listas abiertas y limitación de mandatos, tal y como propone Albert Rivera.

En ese sentido, las fuentes consultadas recuerdan que Cristina Cifuentes, en la Comunidad de Madrid, ya ha aceptado ese tipo de ofertas que, para aplicarse, deberán incluirse en un nuevo Estatuto de Autonomía. A nivel nacional, recalcan, “se necesitaría una reforma de la Constitución que incluyera este nuevo sistema de elección de los representantes públicos”.

Modificación de la financiación autonómica

Por último, Mariano Rajoy tiene decidido emprender, en la presente legislatura y si es reelegido presidente, una reorganización completa del actual sistema de financiación autonómica. Y, para ello, quiere escuchas las propuestas de Ciudadanos en este sentido, encaminadas a estudiar primero las competencias adquiridas por cada región para, después, calcular el reparto de los tributos.

Esa medida tiene visos de convencer, también, al PSOE, que en más de una ocasión ha dejado claro que, antes de decidir un nuevo sistema de financiación, hay que establecer primero las competencias de cada comunidad autónoma, además de otro tipo de baremos como el PIB de cada comunidad autónoma.

No crearemos un proceso constituyente”

Pese a la disposición de Rajoy a realizar cambios en la Constitución, el hoy presidente del Gobierno en funciones ha dejado claro, a los dirigentes nacionales del PP, que en ningún momento se traspasarán, en esa reforma, una serie de líneas rojas, como aquellas que tengan que ver con la unidad del país o el propio modelo de Estado.

Esa advertencia, realizada por Rajoy en clara referencia al PSOE, va aparejada a otra: “No vamos a convertir en esta legislatura en un proceso constituyente como quiere Pedro Sánchez”.

En este sentido, el presidente del PP aspira a llevar a cabo pequeños retoques de la Constitución durante toda la legislatura, pero descarta hacer una reforma agravada de la misma, que implicaría, si es apoyada por los dos tercios de la Cámara, la disolución de las Cortes y la convocatoria de nuevas elecciones.

·Publicidad·
·Publicidad·