Miércoles 28/09/2016. Actualizado 20:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Por qué estaban enfadados con Rajoy los barones regionales del PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:


Mariano Rajoy, en la rueda de prensa en Moncloa del pasado viernes. Mariano Rajoy, en la rueda de prensa en Moncloa del pasado viernes.

Rajoy sorprendió a propios y extraños el pasado viernes, cuando decidió no presentarse como candidato en el primer debate de investidura. Esa maniobra ha sido bien acogida por los principales barones regionales del PP que, sin embargo, llevaban semanas esperando alguna reacción por parte del presidente en funciones y se habían declarado, en privado, “decepcionados” con él.

Según le cuentan a El Chivato, estos dirigentes territoriales tan críticos son aquellos que, en los últimos meses, han protagonizado cambios profundos a nivel autonómico, y esperaban que Mariano Rajoy actuase de la misma forma que ellos.

El equipo de Núñez Feijóo se ha mostrado muy sorprendido con esa actitud: “Nosotros, después del 24-D, cambiamos la composición de la Xunta y del partido a nivel provincial. Ya entonces no quisimos tener ninguna silla en Génova, porque vimos que la creación de más vicesecretarías no era la solución”.

Desde otras direcciones autonómicas, en las que también se han producido cambios relevantes estos últimos meses, se critica lo que califican de inmovilismo de Rajoy. Por ejemplo, en La Rioja destacan que Pedro Sanz renunció a ser reelegido presidente a cambio de que Ciudadanos apoyara al nuevo candidato del PP, José Ignacio Ceniceros.

Los populares de Comunidad Valenciana y de Baleares, por su parte, recuerdan que, tanto Alberto Fabra como José Ramón Bauzà, dejaron la presidencia regional del partido tras haber fracasado en las urnas. Juan Vicente Herrera, por su parte, ha comentado a los suyos que “Rajoy debe reaccionar por el bien del partido”.

Las críticas al inmovilismo de Rajoy se acentuaron tras el pleno de reapertura de las Cortes, cuando volvió a situar a Celia Villalobos como vicepresidenta primera del Congreso y mantuvo a Rafael Hernando como portavoz del grupo parlamentario.

Dos decisiones que, para altos cargos autonómicos del partido, “no tienen ningún sentido”, porque “son personajes que representan el pasado y no el futuro del PP”.

Además, añaden, “ni Hernando ni Villalobos se caracterizan precisamente por ser personas dialogantes”. Y rematan: “si el partido realmente quiere gobernar teniendo en cuenta las opiniones de los demás, esos nombramientos no se ajustan en absoluto a ese objetivo”.