Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

No puede comparecer por escrito

Rajoy tiene un dilema: declarar o no por el caso Gürtel a través del plasma

Debate en Moncloa y en el PP sobre el modo de evitar el “paseíllo” de un presidente del Gobierno entrando en la Audiencia Nacional: la imagen daría la vuelta al mundo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Moncloa no lo tiene claro. Mariano Rajoy no podrá comparecer por escrito ante el juez por el caso Gürtel. La imagen que nadie quiere ver en el Gobierno y el PP es la del presidente accediendo a la Audiencia Nacional. Pero también tienen en cuenta que una declaración a través de videoconferencia recuperaría el estigma del plasma.

Rajoy en una comparencia a través de televisión en la sede del PP. Rajoy en una comparencia a través de televisión en la sede del PP.

En España no se conocen precedentes en los que un presidente del Gobierno en ejercicio haya declarado ante un tribunal. Felipe González lo hizo por escrito en 1991 durante la instrucción del caso por el secuestro de Segundo Marey. En 1998 declaró de forma presencial por este asunto ante el Supremo, pero entonces ya había dejado el cargo.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes de alto nivel en Génova, el debate está servido estos días en Moncloa y en el PP. Rajoy no puede optar por realizar su declaración por escrito.

Por un lado, hay destacados dirigentes del partido que defienden que Rajoy debe evitar por todos los medios la imagen del “paseíllo” de un presidente del Gobierno entrando en la Audiencia Nacional. Una secuencia que dan por hecho que daría la vuelta al mundo.

Pero en Moncloa se tiene también en cuenta otro aspecto si el jefe del Ejecutivo decide declarar, como la mayoría le aconseja, a través de videoconferencia: el estigma del plasma que le persigue en los últimos años.

En varias ocasiones Rajoy ha comentado con sus colaboradores que fueron “un error” aquellas comparecencias de 2013 en la sede el PP en las que se evitó a los periodistas y se facilitó a los medios de comunicación una imagen a través de pantallas de televisión.

El presidente ha llegado a la conclusión de que debe dar la cara y no esconderse… ni dar la impresión de que lo hace. Según le han transmitido los expertos en opinión pública a los que consulta, los ciudadanos exigen ahora transparencia y cercanía. Los españoles no toleran la falta de explicaciones ante la corrupción ni los candidatos alejados de la ciudadanía. El votante castiga a esos líderes opacos y que no dan la cara.

Fue la política que mantuvo el presidente durante su primera legislatura. Pero ahora se considera un “mal menor” tener que recurrir a una videoconferencia para esta declaración judicial. Nadie en su entorno quiere oír ni hablar del “paseíllo” hasta la Audiencia Nacional.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·