Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Nueva ronda de consultas el 25 y el 26 de abril

Rajoy volverá a comunicar al rey que no se someterá a la investidura

Transmitirá a Felipe VI que ha intentado sin éxito un acuerdo con el PSOE y que la única solución es la convocatoria de elecciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Felipe VI ha convocado a todos los partidos con representación en el Congreso a una tercera ronda de consultas los días 25 y 26 de abril. El objetivo del monarca es determinar, definitivamente, si puede haber un candidato a La Moncloa con apoyos suficientes o, por el contrario, han de repetirse las elecciones. El actual presidente en funciones, Mariano Rajoy, tiene ya clara su postura.

El rey Felipe saluda a Mariano Rajoy en su despacho del Palacio de la Zarzuela. El rey Felipe saluda a Mariano Rajoy en su despacho del Palacio de la Zarzuela.

Según reconocen a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales y dirigentes nacionales del PP, tanto en Moncloa como en Génova esperaban, desde principios de mes, que Felipe VI eligiera la última semana de abril para convocar una nueva ronda de contactos que será definitiva: de ella saldrá un candidato con apoyos suficientes para formar gobierno o habrá nuevas elecciones.

Una vez confirmada la convocatoria, desde el Ejecutivo tienen ya clara cuál va a ser la postura de Mariano Rajoy. El presidente en funciones transmitirá al rey que él y su partido han mantenido, durante todo este tiempo, la misma oferta al PSOE para formar gobierno: una gran coalición entre los dos partidos.Esa oferta, de hecho, está de nuevo sobre la mesa, pero Pedro Sánchez ha vuelto a rechazarla.

Por ese motivo, y si la postura del secretario general del PSOE no cambia en las próximas dos semanas, Rajoy confirmará a Felipe VI que no puede formar gobierno y que, por tanto, no se someterá a un hipotético tercer debate de investidura. De hecho, manifestará que la única solución posible es la convocatoria de elecciones.

Presentarse para no ganar supone desgaste”

De esta forma, las fuentes consultadas por ECD descartan que el presidente en funciones se presente como candidato a La Moncloa aún sabiendo que no va a ser investido, tal y como se apuntó hace algunas semanas.

Rajoy considera que él debe “mantenerse coherente” con la postura que tuvo en las dos primeras rondas de contactos y, además, tiene muy presente las dos investiduras fallidas de Sánchez: “Ser rechazado por dos veces en la Cámara supone un gran desgaste. El líder del PSOE lo ha asumido porque quería llegar a La Moncloa a toda costa, pero no es nuestra estrategia”, apuntan desde Moncloa.

Además, desde Presidencia se han tenido muy presentes los términos empleados por Casa Real para anunciar la convocatoria de esta tercera ronda de contactos: en la nota, Zarzuela deja claro que “el Rey puede proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con los apoyos necesarios”.

Este matiz, el de “los apoyos necesarios”, ha sido incluido por primera vez en este tipo de comunicaciones, y en Moncloa se interpreta como un aviso a navegantes: “Rajoy va a renunciar a presentarse al debate de investidura si sabe que no lo va a superar, pero el rey va a impedir otra pantomima como la de Sánchez”.

Campaña a favor de la “gran coalición”

Desde Moncloa ven “prácticamente imposible” que el PSOE cambie de postura y acepte formar parte de un gobierno de coalición con el PP. No obstante, el Gobierno y el PP van a insistir en esa oferta hasta el último día.

Además, desde Presidencia se confía en que ex altos cargos socialistas, como Felipe González, Zapatero, y ex ministros del PSOE, se pronuncien a favor del pacto con el PP, tal y como hicieron en su día, en el diario Expansión, importantes referentes del partido.

Tal y como se contó en estas páginas, el propio jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, contactó con algunos de ellos para que defendieran la gran coalición. Ahora, desde Moncloa no se descarta volver a pedirles ayuda para presionar a Pedro Sánchez.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·