Viernes 30/09/2016. Actualizado 14:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La previsible ausencia de Rato en el XV Congreso Nacional del PP genera comentarios maliciosos dentro del partido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rato no estará en la reunión más importante de la derecha española de estos últimos años, en la que se delineará el futuro de la formación. Fuentes próximas al nuevo director general del FMI aseguran que todo es fruto de una desgraciada coincidencia pero hay quien malicia “casualidades” intencionadas, por una u otra parte.

Rato no estará en la reunión más importante de la derecha española de estos últimos años, en la que se delineará el futuro de la formación. Fuentes próximas al nuevo director general del FMI aseguran que todo es fruto de una desgraciada coincidencia pero hay quien malicia “casualidades” intencionadas, por una u otra parte.

 

El motivo por el que no se espera a Rodrigo Rato los próximos días 1, 2 y 3 de octubre en el Parque Ferial Juan Carlos I no es otro que la celebración de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional, cuya convocatoria en Dubai coincide con la cita de los “populares” en Madrid.

 

Fuentes de la calle Génova consultadas por ECD aseguran que todo ha sido fruto de la casualidad, pues –explican- el tradicional encuentro del FMI suele tener lugar el primer fin de semana de octubre.

 

Basta dar un repaso a las hemerotecas para comprobar que esta apreciación es incorrecta. El pasado año, sin ir más lejos, los principales dirigentes del FMI se reunieron para discutir el futuro de la economía mundial el 22 de septiembre. Un año antes, en 2002, la reunión de banqueros, economistas e inversores también se celebró el último fin de semana de septiembre.

 

Por seguir con las ironías, también hay quien malicia en la sede del PP en Madrid si no habrá sido Mariano Rajoy el que hiciera un sencillo “encaje de bolillos” para buscar la coincidencia y quitarse de en medio a tan peligroso rival.