Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Algunos “fieles” han sugerido a Rodrigo Rato la vuelta a la política española y que asuma el liderazgo en el PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uno de los factores de fuerza que tuvo Rodrigo Rato como político fue haber contado con un apreciable grupo de personas valiosas a su alrededor, que fue colocando en importantes puestos. Son los “ratistas”. Ese grupo sigue manteniendo el contacto y uno de los temas que han empezado a plantearse es la conveniencia o no de que su jefe de filas vuelva a España y asuma el liderazgo del PP.

Uno de los factores de fuerza que tuvo Rodrigo Rato como político fue haber contado con un apreciable grupo de personas valiosas a su alrededor, que fue colocando en importantes puestos. Son los “ratistas”. Ese grupo sigue manteniendo el contacto y uno de los temas que han empezado a plantearse es la conveniencia o no de que su jefe de filas vuelva a España y asuma el liderazgo del PP.

 

El asunto ha salido a colación debido al pesimismo con que están siguiendo la ejecutoria del presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, y las muy escasas posibilidades que ven de una victoria electoral en los próximos comicios generales. Esa presumible falta de liderazgo es lo que les ha llevado ha pensar en un relevo.

 

Según fuentes consultadas por El Confidencial Digital, la cuestión ha sido incluso sugerida al propio Rodrigo Rato por miembros de su círculo, en el sentido de plantearle si no sería momento de retornar a Madrid para intentar hacerse con la presidencia del PP y convertirse así en candidato.

 

Por lo que hemos sabido, la respuesta del hoy director-gerente del Fondo Monetario Internacional ha sido bastante clara: no tiene la menor intención de afrontar ahora una aventura semejante.

 

Otros analistas consideran que éste no es el momento para una apuesta de estas características. Todo indica que los socialistas revalidarán el triunfo en las próximas elecciones, incluso mejorando su mayoría en el Congreso, con lo que ser ahora el número uno del PP es ir al degolladero casi con toda certeza.

 

En todo caso, una “operación relevo” habría que planteársela para después de las elecciones, y una vez que –como se prevé- Mariano Rajoy haya perdido.