Martes 06/12/2016. Actualizado 01:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El partido de Rosa Díez y Savater está convencido de que su ‘caladero’ es la suma del 50% de la población abstencionista y el elector ‘cabreado’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 50% de la población no suele acudir a las urnas por dos motivos: no quiere votar o no le gusta lo que los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, le ofrecen. En ese sector abstencionista y cabreado es donde Unión, Progreso y Democracia (UPyD) espera conseguir un mayor número de votos. Así lo admiten sus líderes.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, Rosa Díez, líder de UPyD, reconoce en ámbitos privados que existe un “desafecto generalizado” entre los españoles en lo que a la política se refiere. Se trata de una clara falta de conexión entre la ciudadanía y los partidos políticos. Y es ahí donde su formación va a poner todo su empeño en conseguir votos.

Los análisis que hace Díez indican que los votantes de UPyD pueden ser, por tanto, aquellas personas que quieren imprimir un ‘castigo’ a los partidos tradicionales, tanto PP como PSOE. “La gente quiere votar lo que quiere, no lo que le imponen”, explica la ex parlamentaria europea. Y su formación quiere ser una alternativa a estos votantes “hartos” de las formaciones políticas en general.

Unión, Progreso y Democracia no maneja en estos momentos encuestas, ni sondeos de opinión. No posee dinero para pagar un estudio que garantice un mínimo de fiabilidad. Y tampoco poseen resultados de otros comicios para poder comparar. Su estrategia consiste en comprobar el afecto o desafecto de la población hacia su partido a través de las experiencias concretas que tienen sus dirigentes en la calle. Una de esas escenas la vivió la propia Rosa Díez en la concentración convocada en la madrileña Puerta de Alcalá para condenar el asesinato por parte de ETA de los dos guardias civiles, Raúl Centeno y Fernando Trapero.

En ese acto, tal y como ha relatado Rosa Díez a personas de su entorno, un ciudadano de 62 años se le acercó y le comentó que nunca había estado afiliado a ningún partido y que la política no había formado parte de su vida. Hasta ahora. Esta persona le comentó que estaba “harto” de la política y que iba a votar a UPyD porque le ofrecía una alternativa viable.

Respecto a cuál de los dos partidos mayoritarios restará más votos, Rosa Díez es consciente de que aunque el desafecto sea generalizado, existe claramente una “orfandad de izquierdas”. Por tanto, Díez asegura que el PSOE será el más perjudicado por su partido en los comicios del próximo mes de marzo.