Viernes 09/12/2016. Actualizado 11:43h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El partido de Rosa Diez está vetando la incorporación de ex alcaldes ‘resentidos’ del PP y PSOE, tras un proceso con entrevistas ‘cara a cara’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Socialdemócratas, conservadores, liberales... la mayoría sin experiencia política. Son muchos los ciudadanos que han mostrado interés en formar parte del nuevo proyecto de Unidad, Progreso y Democracia. Sin embargo, según sus promotores, se está filtrando a políticos cuyo interés es ir contra su anterior formación.

No van a estar todos lo que quieran. Tampoco va a ser un saco sin fondo. Según ha podido saber El Confidencial Digital, no todas las solicitudes de afiliación registradas estos meses por el nuevo partido por la regeneración democrática han sido admitidas. Ni mucho menos.

Los principales promotores de la formación política han rechazado a varios ex alcaldes socialistas y populares’ tras advertir que su principal interés era “vencer o ir en contra” del partido del que procedían con anterioridad. Según Carlos Martínez Gorriarán, “no vamos a ser un partido contra nadie sino que venimos a proponer algo diferente. Queremos abrir un debate sobre la ley electoral o la reforma de la Constitución, pero un debate en serio”.

La selección de las más de 2.000 personas que conforman la nueva formación se ha realizado durante el verano, cuando los promotores de Plataforma Pro han ido recorriendo casi toda la geografía nacional para entrevistarse con quienes habían mostrado interés.

Por cierto que las últimas altas en UPD de nombres importantes o conocidos no deja de levantar suspicacias en círculos políticos. Pero en la nueva formación se lo toman con ironía. El portavoz de Basta Ya! aludía con humor en su blog a un caso reciente:

-- La incorporación de Mikel Buesa a este proyecto no puede considerarse sino una excelente noticia. Naturalmente, no todo el mundo lo ha visto así. El mismo día en que se hizo pública, recibí un SMS que aseguraba: ‘Cuidado, Mikel Buesa es un submarino nuclear’. Pues tampoco nos vendría mal uno, vistos los vecinos que soportamos en algunas vecindades. ¿Y submarino de o para quién?