Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rubalcaba, preocupado porque en Andalucía sólo tiene los apoyos de Cádiz, Jaén y quizá Málaga. Los detalles de la visita de pleitesía del candidato a José Antonio Griñán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alfredo Pérez Rubalcaba no las tiene todas consigo en Andalucía. El candidato sabe que la región es clave en la carrera para convertirse en secretario general del PSOE, pero hoy sólo cuenta con los apoyos seguros de dos provincias. Por eso, acudió a pedir ayuda a José Antonio Griñán.

El martes, 27 de diciembre, el ex vicepresidente del Gobierno viajó a Sevilla para mantener un encuentro con Griñán. Rubalcaba le adelantó, en ‘primicia’, su intención de presentarse como candidato a la dirección del partido y, de paso, intentó garantizarse el apoyo de los delegados andaluces en el Congreso de febrero.

Según fuentes bien situadas en el PSOE, y a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, el candidato a la secretaría general se muestra especialmente preocupado por los votos de Andalucía, ya que un 25 por ciento de los delegados proceden de dicha región.

Chaves y Zarrías

Rubalcaba es consciente, “y así se lo dejó caer a Griñán”, de que, en estos momentos, sólo tiene garantizados los apoyos procedentes de Cádiz –donde él mismo fue cabeza de lista en 2008- y Jaén. “Tanto Manuel Chaves como Gaspar Zarrías tienen aún mucho poder en ambas provincias, y ambos le han transmitido que están a muerte con él”.

También guarda ciertas esperanzas en Málaga, donde Trinidad Jiménez –enviada por Ferraz hace tan sólo dos meses- podría inclinar el voto de los delegados a su favor. Pero “no tiene noción alguna de cuál pueda ser la intención de los dirigentes en el resto de provincias”.

Las fuentes citadas aseguran que el mensaje que el presidente andaluz transmitió a Rubalcaba durante el mano a mano no fue especialmente halagüeño para el candidato. “Griñán le aseguró que él mismo encuentra mucha contestación en provincias como Córdoba, Almería, y la propia Málaga, por lo que no puede garantizarle el apoyo de ninguna de ellas”.

Griñán ordena no pronunciarse

La posición de Griñán se resume en la estrategia de ‘no mojarse’, ante la proximidad de las elecciones andaluzas. “Él sabe que no puede posicionarse a favor de Rubalcaba o de Chacón, porque se juega su propio futuro dentro del partido. No va a apostar por nadie. Los comicios de marzo los da por perdidos, y no quiere verse derrotado en las urnas y, además, con un líder del PSOE en contra por no haberle apoyado en el Congreso”.

Por ese motivo, “Griñán ha ordenado a los miembros de su ejecutiva que guarden silencio respecto a sus favoritos para liderar el partido a nivel nacional”.

Bronca a la número dos por apoyar a Chacón

Pese a las palabras y advertencias de José Antonio Griñán, y a la visita a Sevilla de Alfredo Pérez Rubalcaba, el primer apoyo explícito desde el PSOE andaluz a uno de los aspirantes a la secretaría general del partido fue a parar a Carme Chacón.

María del Mar Moreno, consejera de Presidencia de la Junta –y que incluso ‘sonó’ en su día como candidata a suceder a Chaves cuando fue nombrado vicepresidente tercero por Zapatero- declaró que el PSOE necesita “una cara nueva”, y que “por corazón”, habría firmado el manifiesto impulsado por Carme Chacón.

El atrevimiento de la número dos le costó una buena reprimenda por parte de Griñán y del resto de la ejecutiva.

Además, “para reequilibrar la balanza”, la secretaria de organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, acudió a Madrid a la presentación oficial de Rubalcaba como candidato a la secretaría general.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·