Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rubalcaba ha pedido al Gobierno que no apruebe el ‘impuesto para los ricos’ y se lo deje para llevarlo en su campaña, con el mensaje: “Que paguen más los que más tienen”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde el Gobierno se anunció la aprobación inminente de un proyecto de ley destinado a crear lo que ha venido en llamarse ‘el impuesto para los ricos’. Iba a ser aprobado en el consejo de ministros de la semana pasada, pero finalmente no salió adelante. Y hay un motivo: se va a dejar a Rubalcaba como baza electoral.

Horas antes de la reunión del Gabinete, la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, continuaba insistiendo en la necesidad de elevar la contribución de los más ricos a los Presupuestos Generales del Estado. Sin embargo, la víspera, a última hora del jueves, el Gobierno decidió aparcar la iniciativa.

Es más. En la referencia del Consejo de Ministros del viernes no hubo ni una mención a esa medida. “Si se hubiera abordado este tema les habría informado”, zanjó el portavoz, José Blanco, cuando le preguntaron por ese anunciado impuesto.

Conquistar el voto de izquierdas

Lo que hay detrás es que el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido al Gobierno que no apruebe esa medida, y que se la dejen a él para incluirla como una de las más llamativas propuestas de su programa electoral, resumida así: “Que paguen los que más tienen”.

Según cuentan a El Confidencial Digital fuentes cercanas al candidato socialista, Rubalcaba se ha propuesto realizar un último esfuerzo para movilizar al electorado más progresista, y eso pasa, entre otras cosas, por acercar posturas con los sindicatos.

Una de las bazas sería ese impuesto, que además será uno de los pilares fundamentales en el que se cimentará su discurso en los mítines por toda España.

Salgado se guarda la baza

Además de dar esa bandera a Rubalcaba, en el aplazamiento de la medida hay otro factor. Es una baza que se está guardando el ministerio de Economía, por si fueran necesarios más recortes económicos y se viera obligado a acordar un nuevo plan adicional de ajustes de aquí a noviembre.

No podría ser una pieza única, sino una medida más para reducir el déficit, porque la recaudación obtenida por esta vía no superará los 3.000 millones anuales si se opta por no afectar a las rentas medias, ya duramente castigadas por la crisis.

También había dudas sobre si las grandes fortunas españolas estarían dispuestas a asumir esta carga fiscal. Según fuentes empresariales, familias como los Abelló, Del Pino o Botín estaban desde hace tiempo al corriente del nuevo proyecto en el que iban trabajando los técnicos de Hacienda, si bien en la última etapa el equipo económico del Gobierno consideró que la medida podía no ser aceptada por los grandes patronos.

Un impuesto preparado a conciencia

Los técnicos del Ministerio de Economía y Hacienda llevan varios meses trabajando en este proyecto. Según las fuentes consultadas, en el impuesto a los más ricos no se puede hablar de improvisación. Los estudios del impacto recaudatorio que tendrían cada una de las modificaciones posibles están terminados desde hace tiempo. Concretamente, hace dos semanas se realizó una proyección actualizada de los datos fiscales.

Sin embargo, existían discrepancias sobre si gravar a los que tienen más de un millón de euros, o subir hasta los que superasen los 1,5 millones. El aumento de los ingresos, en función de los tipos que se aplicasen, podría oscilar entre 2.000 y 1.000 millones de euros.

Blanco ya retó a Rajoy a que la incluyera

El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, retó hace unos días al PP a que incluyera en su programa para las próximas elecciones generales un ‘impuesto para los ricos’, como va a hacer el candidato Rubalcaba.

Blanco afirmó que, si el PP “cree que los ricos deben contribuir, no se trata de pedir caridad”, porque la contribución a las arcas del Estado “se hace a través de los impuestos”.  

También recordó a los dirigentes populares que “para conseguir estabilidad presupuestaria en los momentos de dificultad, hay que garantizar que los ingresos y los gastos cuadren”, por lo que pidió a Mariano Rajoy que diga “cómo va a hacer cuadrar las cuentas públicas si no establece un impuesto para los que más tienen”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·