Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las visitas familiares de Rubalcaba a una urbanización dejan sin patrulla de la Guardia Civil a los pueblos de Algete y Daganzo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ministro del Interior visita algunos fines de semanas a un familiar muy directo, en una urbanización próxima a Madrid, y el despliegue de seguridad deja sin patrulla de la Guardia Civil varios pueblos.

Alfredo Pérez Rubalcaba acude con cierta frecuencia a una conocida urbanización madrileña, sobre todo en fines de semana, lo cual está provocando problemas graves en los puestos de la Benemérita de Daganzo, Algete, Mejorada del Campo, Rivas Vaciamadrid y Arganda del Rey.   Según informaciones conseguidas por El Confidencial Digital, para cubrir el servicio de seguridad del ministro en el exterior de la vivienda (son veinticuatro horas, en turnos de ocho agentes), se emplea a guardias civiles de los citados pueblos, a pesar de ser todos ellos puestos con un alto volumen de trabajo: entre otras cosas, las autovías A-1, A-2 y A-3, además de los núcleos urbanos.   El servicio se presta desde el mes de julio y, como consecuencia, los puestos de Daganzo y Algete se quedan sin patrulla, o dejando a uno solo para 30.000 habitantes, mientras que los otros tres puestos –Mejorada, Rivas y Arganda- quedan con una sola patrulla, tratándose, además, de zonas con mucha delincuencia.   Los guardias civiles se quejan de que el ministro tiene ya un grupo de escoltas del Cuerpo Nacional de Policía que, sin embargo, cuando llega a la urbanización citada, desaparecen y son relevados por la Guardia Civil, quitando para eso una patrulla de seguridad ciudadana de la Benemérita.   Los agentes, además, tienen que cambiarse de paisano, coger un coche camuflado, y pasarse las horas al sol del verano, mientras los escoltas “oficiales” desaparecen, o muy de cuándo en cuándo hacen una ronda.   Los guardias comentan también que no han recibido formación específica porque ellos no son escoltas. E incluso que no tienen una funda para la “Beretta de paisano.