Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Carme Chacón era el recambio para Rubalcaba en Interior si el ministro insistía en no repetir: Trinidad Jiménez estaba preparada para ir a Defensa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Siguen saliendo a la luz detalles de la estrategia seguida para la formación de este Gobierno que acaba de comenzar su andadura. Zapatero había ideado un plan para resolver una de las grandes incógnitas que tuvo que afrontar: ¿qué hacer si Rubalcaba confirmaba su negativa a seguir al frente de Interior?

Según fuentes de toda solvencia consultadas por El Confidencial Digital, la jugada del presidente era contar con Carme Chacón para el Ministerio del Interior. Esto confirma lo que se ha repetido con insistencia en los últimos meses: la política catalana está llamada a desempeñar un papel principal en el futuro del PSOE. De hecho, algunos analistas la señalan como la posible sustituta del propio Zapatero a largo plazo al frente del partido.

Persona de su total confianza, es considerada por el entorno presidencial como un “valor seguro”, y mucho más tras el espléndido resultado conseguido por el PSC en las generales y por ella en Barcelona. Fue una de las fundadoras del movimiento político que aupó a Zapatero a la secretaría general del PSOE en el año 2000. Tras su paso por la vicepresidencia del Congreso y la cartera de Vivienda, el líder socialista tenía decidido darle un protagonismo grande en su Ejecutivo y pensó fundamentalmente en el Ministerio de Defensa, uno de los departamentos considerados “de estado”.

Sin embargo, la decisión de Alfredo Pérez Rubalcaba de mantener hasta el final el suspense sobre su continuidad al frente de Interior provocó que Zapatero tuviera que diseñar un plan B, que sólo comunicó a un reducido círculo de personas.

En ese dibujo, Chacón era la persona designada para dar el relevo a Rubalcaba en otro de los Ministerios considerados “de estado”. El segundo movimiento que el presidente había establecido era el nombramiento de Trinidad Jiménez como principal responsable de las Fuerzas Armadas.

--“Tienes que estar preparada para aceptar Defensa”, le vino a decir Zapatero a Jiménez en una conversación privada en la que le advirtió que su primera intención era, en cualquier caso, contar con ella para la cartera de Exteriores en 2010, relevando a Miguel Ángel Moratinos: vea aquí la información adelantada por ECD sobre este movimiento.

Finalmente, Rubalcaba accedió a seguir en el Ejecutivo y no hizo falta recurrir a Trinidad Jiménez, que continúa desempeñando sus funciones como secretaria de Estado para Iberoamérica.