Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“Rubalcaba miente”. Los escoltas se quejan de que Interior no les pase información, sigan sin pistolas y el Ministerio les haya abandonado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los escoltas que realizan labores de protección personal a políticos, jueces, periodistas, empresarios y personalidades de todo tipo están bastante “quemados”. Se sienten “ninguneados” por el Ministerio del Interior, que no les ofrece, según ellos, facilidades para desarrollar su labor profesional.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoció el pasado mes de noviembre –véalo aquí- que su departamento iba a estudiar una fórmula para que los escoltas privados pudieran disponer “muy pronto” de armas desde el momento en que acabaran su jornada de trabajo.

“Somos partidarios de encontrar una fórmula para que pueda solucionarse este conflicto porque es verdad que la Ley (de Seguridad Privada) exige una interpretación. Pero estamos intentando encontrar una fórmula para permitir que, efectivamente, los escoltas privados puedan disponer de armas cuando abandonan su servicio”, aseguró hace ya más de tres meses el titular de Interior.

Sin embargo, el departamento de Rubalcaba aún no ha tomado ninguna medida al respecto. “La Guardia Civil aún no tiene constancia de que sus altos cargos les hayan ordenado iniciar algún trámite”, denuncian los afectados.

Los escoltas han llegado a la conclusión de que Rubalcaba les ha mentido. El sector, en su inmensa mayoría, está “que brama”. Añaden que tres meses después de aquella promesa de Rubalcaba “estamos con una mano delante y otra detrás”.

Estos profesionales se sienten abandonados por el Ministerio del Interior en tres aspectos concretos y sensibles:

-- En cuanto a formación, pues no reciben ningún tipo de protocolo ni de de propuesta por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

-- En el aspecto informativo, ya que, según reclaman, se encuentran sometidos a un “apagón” por parte de las autoridades policiales sobre operaciones, ‘modus operandi’, estrategias…

-- Y en cuanto a coordinación, pues se sienten totalmente ‘fuera de juego’ respecto a las actuaciones en materia terrorista que se están realizando o la composición de los nuevos explosivos que está utilizando la banda.

En este sentido, afirman, la información que les llega a los escoltas proviene de compañeros de la Policía Nacional, la Guardia Civil o los diferentes cuerpos que se las están haciendo llegar extraoficialmente y por puro compañerismo.