Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rubalcaba reconoce por primera vez en público que los escoltas del País Vasco tienen un problema de autoprotección y van a ser atendidos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio del Interior rectifica. Alfredo Pérez Rubalcaba ha reconocido que su departamento está buscando una fórmula para que los escoltas privados en el País Vasco puedan disponer de armas cuando abandonen su jornada de trabajo. Tras las críticas, ahora el ministro lo encuentra “lógico”.

Alfredo Pérez Rubalcaba ha admitido, por primera vez en público, que los escoltas del País Vasco tienen un serio problema de indefensión fuera de su horario de trabajo. Ahora, a estos profesionales no se les permite portar una pistola cuando abandonan su jornada. Pese a las protestas y reivindicaciones, Interior había respondido siempre con negativas para conceder un permiso de armas: vea aquí cómo lo hace.

Sin embargo, según las palabras del ministro, en el número 5 del Paseo de la Castellana ya están estudiando cómo poner solución a este problema. Rubalcaba afirmó ayer en Bilbao, ante la plana mayor del Partido Socialista de Euskadi, que “muy pronto” el Gobierno tendrá “encima de la mesa” una fórmula que permitirá a los guardaespaldas privados disponer y utilizar su arma cuando concluyan sus servicios de protección.

“Somos partidarios de encontrar una fórmula para que pueda solucionarse este conflicto porque es verdad que la Ley (de Seguridad Privada) exige una interpretación. Pero estamos intentando encontrar una fórmula para permitir que, efectivamente, los escoltas privados puedan disponer de armas cuando abandonan su servicio”, ha asegurado el ministro.

A juicio de Rubalcaba, “es lógico facilitarles su autoprotección”. “Estamos en ello y yo creo que la fórmula la tendremos muy pronto encima de la mesa”, añadió.

Esta reacción de Interior se produce tras las críticas que vertió hacia el colectivo el propio ministro. Tal y como se contó en estas páginas –acceda aquí a esta información-, Rubalcaba llegó a acusar en los pasillos del Senado a los escoltas de “chapuceros” y de no realizar bien su trabajo.