Lunes 21/08/2017. Actualizado 10:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Rubalcaba prometió a Valeriano Gómez darle el PSM cuando fuera secretario general. Valeriano ha renunciado tras la debacle en Madrid: sólo han ganado en 39 agrupaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alfredo Pérez Rubalcaba tenía tan claro que iba a convertirse en secretario general del PSOE, frente a la candidatura de Carme Chacón, que había prometido a Valeriano Gómez colocarle al frente del Partido Socialista de Madrid, desbancando a Tomás Gómez. Pero las cosas se le han torcido, y mucho.

La promesa al ex ministro de Trabajo se basaba en que él iba a conseguir hacerse con la dirección federal del partido, y eso facilitaría desbancar al líder madrileño, Tomás Gómez (uno de los barones que se ha enfrentado a Rubalcaba); entonces podría colocarle como secretario general del PSM.

La oferta fue aceptada por Valeriano Gómez, que no vio mal, todo lo contrario, la posibilidad de encabezar el partido en Madrid.

Derrota en la ‘batalla de Madrid’

Sin embargo, y según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes socialistas, el plan se ha venido abajo por completo. El motivo es la aparatosa derrota cosechada por Alfredo Pérez Rubalcaba en la ‘batalla de Madrid’, es decir, en las votaciones celebradas en las distintas agrupaciones para elegir los delegados al congreso de febrero.

De acuerdo con esas fuentes, de las casi 150 agrupaciones socialistas existentes, la candidatura del ex vicepresidente sólo ha ganado en 39, mientras que en el resto la victoria ha correspondido a su rival, Carme Chacón.

El varapalo ha sido tal que Valeriano Gómez ha comunicado a Rubalcaba que renuncia a la posibilidad de convertirse en secretario general del PSM, como le había propuesto.

El propio Valeriano Gómez lo ha contado a personas de su confianza, a las que ha argumentado que, en estas circunstancias, es arriesgarse demasiado intentar conseguir el control del partido en Madrid.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·