Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Elena Salgado no será finalmente la próxima ministra de Defensa aunque Zapatero quiere colocar a una mujer al frente de las Fuerzas Armadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los analistas políticos lo proclaman a los cuatro vientos porque es verdad: Zapatero tiene ‘locos’ a sus ministros por su decisión de evitar filtraciones y comunicarles en el último momento si continúan o dejan paso a otros. Por lo pronto, El Confidencial Digital ha podido confirmar que Salgado no estará en Defensa.

Zapatero dará a conocer mañana sábado la composición de su nuevo Ejecutivo. Y a pesar de lo que se ha dicho, Elena Salgado no será el relevo de José Antonio Alonso en el Ministerio de Defensa. El Confidencial Digital ha podido confirmar por fuentes de toda solvencia, cercanas al (desde hoy) presidente del Gobierno, que la llamada ‘ministra antitabaco’ se ha caído de los candidatos a ese departamento.

El jefe del Ejecutivo tiene decidido que la próxima titular de Defensa sea una mujer y con ello cuentan en el propio Ministerio, donde esta medida es conocida desde hace semanas.

Ahora vuelve a resurgir la opción de Soledad López Fernández, secretaria de Estado de Defensa y ‘número dos’ del ex ministro Alonso, cuyo nombre ya salió a la palestra en marzo. El nuevo portavoz del PSOE en el Congreso, que goza de gran predicamento ante su amigo Zapatero, podría haberle pedido al presidente que sea una persona de confianza la que siga al frente del Ministerio que él abandona.

Sin embargo, como se ha demostrado, realizar en estos momentos quinielas o especulaciones sobre los futuros ministros puede provocar ‘patinazos’ de consideración.

La ‘caída’ de Elena Salgado hay que entenderla, además, como un importante fracaso de Alfredo Pérez Rubalcaba que ha intentado hasta el último momento colocar a sus peones –José Enrique Serrano y la propia Elena Salgado- en puestos claves del futuro Gobierno: vea aquí la estrategia del ministro de Interior.