Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Sentencia del 11-M. Ni ETA, ni Irak, ni autores intelectuales y quejas de las víctimas por una 'sentencia blanda'

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El atentado del 11-M se ha quedado sin los autores intelectuales que pretendió la Fiscalía. El tribunal no ha encontrado pruebas contra 'Mohamed el Egipcio', Youssef Belhadj y Hassan el Haski. Tampoco les ha condenado por ningún delito, pese a ser una de las piezas clave de la trama de la Fiscalía. Rajoy recalca este aspecto mientras Zapatero pide mirar hacia delante.

La mañana amanecía expectante en las cercanías de la sede de la Audiencia Nacional en la Casa Campo donde se iba a proceder a la lectura de la sentencia del 11-M. El hermetismo sobre el contenido de los 600 folios de la resolución judicial era la ‘única filtración’ que se permitió los días anteriores en torno a la misma. Sin embargo, el magistrado Alfonso Guevara, uno de los tres jueces del tribunal que juzgó los atentados,  rompía aquel tabú y advertía momentos de hacerse público el fallo “que alguien podía llevarse una sorpresa". Se refería al sentido de las penas que iban a caer sobre los procesados. Y tenía razón.

Pero el primero en conocer la resolución iba a ser el presidente de la Audiencia Nacional, Carlos Dívar. Lo hacía a primera hora de la mañana, justo antes de que los tres jueces que han juzgado durante más de cuatro meses el atentado, Javier Gómez Bermúdez, Alfonso Guevara y Fernando García Nicolás, se desplazaran a la Casa Campo. Los tres habían estado trabajando la noche anterior atando los últimos cabos del texto.

En las inmediaciones de la Casa Campo el paisaje difería poco a las primeras sesiones del juicio meses antes en el que la sede del tribunal tuvo que colgar el cartel de completo. La lectura de la sentencia –prevista a las once de la mañana-, comenzaba con retraso. La gran afluencia de víctimas al acto hacía que el tribunal tuviera que habilitar una sala especial con pantallas en el sótano para que pudieran seguir al detalle las palabras del magistrado. Muchas se encontraban en la entrada con algunos de los acusados que están en libertad. Como ya es habitual, Pilar Manjón, presidenta de la Asociación 11M Afectados del Terrorismo, centraba las miradas. En seguida, la polémica aligeraba la tensión con la que se iniciaba la jornada. Algunas de las víctimas que querían acceder a la sala para escuchar el fallo en directo se 'rebelaron' porque no se les permitía el paso por falta de espacio. Pilar Manjón, nerviosa y enfadada, ejercía la portavocía y espetaba al comisario encargado de la seguridad: "Los conspiradores en la sala y las víctimas al sótano". Además, quería recalcar que pese a que su asociación era  la mayoritaria tan sólo tenía tres pases con distintivo rosa, el mismo número que las víctimas de correspondientes a la AVT que solo representa a seis personas.

El resto de los 29 acusados –en prisión provisional- aguardaban en los calabozos a la espera de que Bérmudez, presidente del tribunal y ponente de la sentencia, diera la orden a los agentes de subirlos a la urna de cristal de la sala de vistas desde la que deberían escuchar el fallo y el mismo escenario en el que siguieron el juicio. Esa orden llegaba poco antes de las once y media.

El juez empezaba la sesión conectando con Italia para constatar la presencia del procesado Rabei Osman el Sayed 'Mohamed el Egipcio' y, tras constatarlo, procedía a la lectura de los 20 folios al ‘estilo Bermúdez’, con un lenguaje claro, directo y sencillo, dotado de una mayor solemnidad por el silencio absoluto que reinaba en la sala. A continuación, comenzaba a descartar diversas causas de nulidad planteadas por las defensas.

- El tribunal considera que no se puede probar que varios terroristas se dirigieran a la estación de Alcalá de Henares en la Renault Kangooy el Skoda Fabia, ambos encontrados junto a la estación por la Policía. El tribunal cree que sólo se puede certificar que un terrorista que viajaba junto a otras dos personas en la Kangoo se dirigió a la estación de Alcalá. Por tanto, no puede aventurarse el número de terroristas que se subió en los trenes a partir del hallazgo de los dos vehículos.

- El contenido hallado en el interior de la furgoneta Kangoo: los detonadores son de la misma marca que los hallados en los locales de la calla Martín Gaite y la finca de Chinchón, con lo que se vincula con la célula terrorista. También da por valido los contenidos de los objetos personales del propietario de la furgoneta que identificó él mismo.

- La sentencia echa por tierra el argumento de que no se habían hecho las autopsias de los suicidas de Leganés para pedir la nulidad de parte del proceso. La sentencia asegura que esta reclamaciones es un "argumento falaz".

-Respecto a la mochila bomba hallada en la comisaría de Vallecas, clave para dar con Jamal Zougam, el tribunal lo considera una prueba válida  ya que no se rompió la cadena de custodia. "Los tribunales no pueden atender a especulaciones, tribulaciones e hipótesis", ha aseverado Javier Gómez Bermúdez.

-La tarjeta hallada en el teléfono de la mochila pertenece al mismo 'pack' que Shindu Enterprise vendió a la tienda de Jamal Zougam.

-Hay un enlace múltiple, unívoco y preciso entre el artilugio recuperado en la comisaría de Vallecas y desactivado en el parque Azorín y los otros dos artefactos desactivados en la estación de Atocha y en la de El Pozo.

-Todos o parte de los explosivos usados en los diferentes escenarios de los atentados del 11 de marzo procedían de Mina Conchita. Todo los explosivos usados por los suicidas de Leganés procedían de Mina Conchota y era Goma 2 ECO. El explosivo era dinamita, de plástica, tipo goma y, aunque no se sabe la marca del explosivo usado, la sentencia asegura que procedía de Mina Conchita. “La falta de la marca no impide llegar a conclusiones respecto a la intervención de los procesados en el hecho criminal”.

- No existe mano negra. Se practicaron nueve pruebas para analizar la posible implicación de la banda terrorista ETA en el atentado y ninguna -entre esas pruebas figuran informes sobre la posible vinculación de ETA con el terrorismo islamista o sobre si ETA había utilizado Goma 2 en los últimos diez años, aspecto este último que quedó descartado en un oficio de la Ertzaintza.

A las 12. 13. Bermúdez decreta un receso de diez minutos por un problema de intendencia con las fotocopias. A su regreso, continuaba con la indemnizaciones de las víctimas que les corresponderán entre 30.000 y un millón y medio de euros.

Las grandes condenas. Jamal Zougam y Otman El Gnaoui han sido condenados como autores materiales del atentado a más de 40.000 años de prisión. El juez los considera culpables de de 191 asesinatos y dos abortos, de 1.856 asesinatos en grado de tentativa y de cuatro delitos de estragos terroristas.

José Emilio Suárez Trashorras, considerado cooperador necesario de la matanza, ha recibido una pena algo inferior (casi 35.000 años) por los mismos delitos más aquellos devenidos de los sucesos de Leganés, al tomarse en cuenta la eximente de "anomalía psíquica". Sin embargo, Rafá Zouhier, para el que la Fiscalía también pedía más de 38.000 años de cárcel como cooperador necesario, ha sido condenado a 10 por colaborar en la obtención de los explosivos.

El fallo de la sentencia dejaba al descubierto divergencias con la fiscalía con la que sí había coincidido en el relato de los hechos. La Fiscalía acusaba a Rabei Osman el Sayed, El Egipcio, de pertenencia a organización terrorista, delito por el que fue condenado a 10 años de prisión en Italia (rebajados luego a ocho). Los jueces le han absuelto de este delito y tampoco le ha considerado inductor de los atentados (unas escuchas telefónicas realizadas por la policía en Italia le mostraban diciendo que lo de Madrid era cosa suya). Al conocer la sentencia, se ha echado a llorar, emocionado, mientras decía: "¿Véis como soy inocente!".

Hassan El Haski también era juzgado como inductor de la matanza. Como El Egipcio, se enfrentaba a una condena de miles de años de prisión. Sin embargo, sólo ha sido condenado a 15 por pertenencia a organización terrorista. considerado también como inductor de la matanza por la Fiscalía, sólo ha sido condenado por pertenencia a organización terrorista. Le han caído 12 años de prisión.

Además de El Egipcio, también han sido absueltos Antonio Toro Castro, Carmen Toro Castro, Emilio Llano Álvarez, Javier González Díaz e Iván Granados, que fueron juzgados como integrantes de la trama asturiana que proporcionó los explosivos; y los hermanos Mohamed e Ibrahim Moussaten, juzgados como colaboradores en la matanza.

Más de media hora después, a las una y cuarto de la tarde, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparecía en la Moncloa. Después de asegurar que “hoy se había impartido justicia, tenemos que mirar hacia delante fortaleciendo la convivencia”.

El líder de los populares lo hacía quince minutos después en la sede de Génova. Rajoy dejaba claro que desde el partido popular respetaban las decisiones de los tribunales y matizaba que “los condenados fueron detenidos en un tiempo récord por el gobierno del Partido popular. No desistiremos de investigar, apoyamos la investigación que ha permitido llegar a la sentencia y apoyaremos cualquiera que permita concluir quienes han sido los autores intelectuales”.

Algunas de las acusaciones ya ha anunciado que, aunque habrá que estudiar a fondo la resolución, la recurrirán al Tribunal Supremo. Para la mayoría de las víctimas, a priori, la sentencia es blanda. En el tintero de los jueces se ha quedado también la referencia a Irak que pedía Manjón. Hay que recordar que ella ya anunció que si la sentencia no establecía una alusión directa a la intervención de las tropas españolas en el conflicto de Irak como causa del atentado, recurriría el fallo.