Martes 17/10/2017. Actualizado 12:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

11 ausencias darían el gobierno a Rajoy

Silencio tenso en Ferraz ante la amenaza de un ‘tamayazo’ en la investidura

Inquietud en el grupo parlamentario: Pedro Sánchez no ha hecho ninguna referencia a la importancia de que ni un solo diputado desaparezca durante la votación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez dejó ayer claro que el PSOE votará “no” a Rajoy en los plenos de investidura del miércoles y el viernes. No obstante, a nivel interno, no ha dado ningún tipo de consigna para evitar escisiones en la disciplina de voto. Una postura que, con el precedente del ‘tamayazo’ en la Asamblea de Madrid, preocupa en el grupo parlamentario.

Pedro Sánchez y Antonio Hernando. Pedro Sánchez y Antonio Hernando.

Según explican a El Confidencial Digital importantes diputados socialistas, próximos a la dirección del grupo parlamentario, ni Ferraz ni el secretario general han transmitido órdenes concretas sobre el comportamiento que deben tener los diputados en las votaciones de investidura previstas para el miércoles y para el viernes.

En los últimos días, se ha insistido en que la mera ausencia de 11 representantes del PSOE daría a Mariano Rajoy el Gobierno. Una circunstancia que recuerda mucho altamayazo’ en la Asamblea de Madrid que impidió la proclamación de Rafael Simancas como presidente de la Comunidad en 2003. No obstante, “ni Pedro ni nadie de su equipo quieren hablar de esa opción”.

Así las cosas, nadie relacionado con Ferraz ha tratado el asunto en las reuniones que se llevan produciendo desde la semana pasada, tanto en la sede nacional del partido como en el Congreso: “Se da por hecho que todos van a ir a votar y, por tanto, en la dirección no se considera necesario insistir en el cumplimiento de la disciplina de voto”.

Sánchez quiere evitar dar sensación de debilidad

El silencio de Pedro Sánchez y su equipo sobre la amenaza de un nuevo caso de transfuguismo, ya sea en forma de ausencia o de abstención, se mantuvo en la reunión que el grupo parlamentario celebró ayer en el Congreso. En la misma, el secretario general defendió su “no a Rajoy”, pero no habló de la importancia de que ni un solo diputado desaparezca durante la votación.

Desde el entorno del líder socialista se explica que Sánchez no puede actuar de otra forma porque “no es bueno poner en duda a los compañeros ni dar ideas a los rivales”.

Además, en la dirección nacional se asegura que el mero hecho de recordar a los diputados que hay que cumplir con la disciplina de voto puede ser interpretado, tanto a nivel interno como externo, como una señal de debilidad de Pedro Sánchez, algo que el secretario general quiere evitar a toda costa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·