Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Simpatizantes del PP vasco que iban a figurar en las listas de candidatos a las elecciones municipales han dado “marcha atrás” tras el atentado de ETA en Barajas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los meses de tregua y los más de tres años sin asesinar habían animado a muchos simpatizantes del PP en el País Vasco a presentarse como candidatos para ‘completar’ las listas electorales de la formación que dirige María San Gil, de cara a los comicios municipales de mayo. Tras el atentado de Barajas un número significativo ha decidido no dar finalmente ese paso.

Fuentes ‘populares’ consultadas por El Confidencial Digital confirman que estas últimas semanas se ha producido un significativo número de defecciones entre simpatizantes y militantes del PP vasco que habían manifestado su intención de aparecer en esas listas.

La noticia se conoce pocos días después de que se haya público el ofrecimiento del Sindicato Unificado de Policía (SUP) para ‘completar’ los puestos vacíos de esas listas electorales de la formación. Quienes siguen de cerca este difícil proceso de captación de adhesiones no tienen dudas sobre el motivo de estas renuncias: el atentado de la banda terrorista ETA en la Terminal 4 de Barajas del pasado 30 de diciembre en el que fueron asesinados dos ecuatorianos.

El Confidencial Digital ha recogido el testimonio de implicados en esta tarea, que confirman que se trata sólo de un pequeño quebranto. “Es normal que cueste completar las listas aquí” pero al final siempre se ha conseguido. “Incluso en los momentos más duros”, cuando los asesinatos de la banda estaban a la orden del día.

Se trata de conseguir unas 3.000 personas para las listas en Euskadi, sin contar las plazas de ‘vacantes’. La dificultad de completarlas se presenta sobre todo en los municipios más pequeños, donde todos se conocen. Muchos de los que ahora han optado por ser ‘prudentes’ se habían animado a participar meses atrás amparados en la relativa tranquilidad que ofrecía el alto el fuego decretado en marzo por ETA.

·Publicidad·
·Publicidad·