Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Situación límite en la Audiencia Nacional: sumarios por los suelos, infraestructura “tercermundista” y un biombo para Del Olmo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la Audiencia Nacional la paciencia de los funcionarios parece estar llegando a su límite. Según ha sabido El Confidencial Digital, la institución amenaza ruina, con armarios desbordados por los papeles, carencias esenciales de medios y riesgos serios de que actúe en cualquier momento la delincuencia.

En la Audiencia Nacional la paciencia de los funcionarios parece estar llegando a su límite. Según ha sabido El Confidencial Digital, la institución amenaza ruina, con armarios desbordados por los papeles, carencias esenciales de medios y riesgos serios de que actúe en cualquier momento la delincuencia.

 

Los que tienen la oportunidad de visitar con frecuencia la Audiencia Nacional afirman, gráficamente, que allí no cabe un papel más. El presidente del organismo, Carlos Dívar, calla a duras penas porque la escasez de medios es patente.

 

La prensa ha recogido recientemente las dificultades que existen algunos días para adjudicar las salas de los juicios ante la saturación de las actuales dependencias, pero esto sería sólo la punta del iceberg, afirman desde dentro. El conocidísimo juez del Olmo, instructor de la causa de los atentados del pasado año en Madrid, sin ir más lejos, trabaja en un habitáculo mínimo, de reducidas dimensiones y separado del resto por un biombo, según apuntan testigos presenciales.

 

Otras carencias: Techos mal pintados y medios tecnológicos e informáticos acordes más bien a cualquier empresa en quiebra; además, tan sólo una sala ordinaria y otra blindada de la Audiencia disponen de la infraestructura necesaria para grabar y poder celebrar videoconferencias.

 

En la planta donde desempeña sus funciones la jueza Teresa Palacios hay armarios que no se pueden cerrar por el volumen de papel acumulado y, lo que es más grave, sumarios apilados por los suelos. En estas zonas se han llegado a reunir hasta treinta y dos abogados especialistas en delitos económicos en condiciones pésimas.

 

Cualquier oficial de juzgado reconoce, además, que la dotación de personal es insuficiente, completando un cuadro bastante desalentador.

 

En la Audiencia Nacional hay quien recuerda que estos problemas no son nuevos. Parte de esta situación es heredada del anterior Gobierno del PP. No obstante, el actual ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ya ha pasado por las dependencias sin que las cosas hayan cambiado mucho.

 

Según fuentes oficiosas, el Ministerio estaría habilitando un pabellón en la Casa de Campo con el objeto de aliviar la situación.

 

Algunos trabajadores recuerdan ahora, tras el trágico suceso del edificio Windsor de Madrid, la trascendencia de que algo similar pasara en las dependencias judiciales de la Audiencia. Un viejo penalista aludía a esta posibilidad hace unos días, no sin cierta sorna, declarando: “puede ser que la solución para que los políticos se den cuenta del estado de las cosas es que arda todo”.