Lunes 21/08/2017. Actualizado 10:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Le apoyó en el congreso frente a Rubalcaba

Susana Díaz colocará a Carme Chacón como secretaria general si Pedro Sánchez no renuncia a ser candidato

Si el actual líder del PSOE no le disputa el camino a La Moncloa, le dejará mantenerse al frente del partido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Susana Díaz ya trabaja para ser la candidata del PSOE a La Moncloa y, para conseguirlo, ofrecerá a Sánchez repartirse el poder del partido: ella cabeza de lista, y él secretario general. Si el madrileño no acepta este acuerdo, la presidenta de la Junta ya tiene un nombre para sucederle al frente de Ferraz: Carme Chacón.

Carme Chacón y Susana Díaz. Carme Chacón y Susana Díaz.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy cercanos a Díaz, la presidenta de la Junta ha escuchado con atención las declaraciones realizadas por Pedro Sánchez después de que ella anunciase el adelanto electoral en la región. En concreto, se ha centrado en la reacción del secretario general cuando es preguntado por la celebración o no de primarias en julio, ante la perspectiva de un salto a la política nacional de la sevillana.

La reacción del líder del partido, asegurando que esas elecciones internas son inamovibles y que él mismo se presentará como candidato, rompen los planes de Díaz, que ya tenía en mente negociar con Sánchez ser ella la aspirante del PSOE a la presidencia del Gobierno a cambio de mantener él su cargo en la dirección nacional.

Chacón, la elegida para suceder a Sánchez

Tal y como se adelantó en estas páginas, Susana Díaz tiene como objetivo imponerse en las elecciones andaluzas de marzo para, una vez pasadas las autonómicas y municipales, lanzar un ultimátum a Pedro Sánchez: o pacta con ella ese reparto de poderes en el PSOE, o provocará una “guerra interna” en el partido.

La tesis de Susana Díaz es que, después de las elecciones de marzo y de mayo, ella saldrá reforzada por el triunfo en Andalucía y el secretario general aún más cuestionado por los malos resultados en el resto de España. En ese escenario, la presidenta de la Junta cree que Sánchez dará un paso atrás con tal de mantener su puesto en Ferraz.

Díaz apoyó a Chacón frente a Rubalcaba

Sin embargo, si Pedro Sánchez no da su brazo a torcer y mantiene las primarias y su candidatura en ese proceso, Susana Díaz empezará a mover, entre todos los barones regionales y dirigentes del partido, el nombre de Carme Chacón para desbancar al madrileño de la secretaría general del PSOE.

Ya pudo ser secretaria general en 2012

La elección de Susana Díaz, explican las fuentes consultadas por ECD, no es en absoluto casual: Carme Chacón ya estuvo a punto de ser secretaria general del partido en febrero de 2012, cuando se quedó a 22 votos de imponerse a Alfredo Pérez Rubalcaba en el Congreso del PSOE celebrado en Sevilla.

La andaluza, que era la número dos de la candidatura montada por la ex ministra de Defensa, conoce de primera mano los apoyos de las direcciones regionales que Chacón ha ido cosechando desde entonces, y que podrían ser determinantes para forzar a Sánchez a dar un paso atrás.

Entre esas federaciones que apoyaron a Chacón, y que ahora forzarían la salida de Sánchez, se encuentran -además de Andalucía- Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Galicia. Es decir, “las ejecutivas más fuertes y con mayor poder de influencia dentro del partido”.

Una alianza estratégica

Desde el PSOE andaluz recuerdan que fue Susana Díaz la que convenció a Pedro Sánchez para que Carme Chacón tuviera un cargo de relevancia en la actual ejecutiva federal del partido. Finalmente, la ex ministra de Defensa fue designada como secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE.

Ese puesto en la dirección de Sánchez no ha impedido a Chacón posicionarse claramente a favor de Díaz: la catalana ha dejado caer, públicamente, que en un enfrentamiento entre ambos dirigentes ella apostaría por la actual presidenta de la Junta.

Con Chacón claramente de su parte, Díaz “hará lo que haga falta” para que la ex ministra se convierta en la nueva secretaria general. De esta manera, “tendrá en Madrid a una persona de su máxima confianza que le permita a ella, antes de las generales, dejar bien atada su sucesión en la Junta y en el PSOE andaluz”.

En ese sentido, añaden las fuentes consultadas, Díaz prefiere que sea Chacón, y no Sánchez, la que esté al frente del partido en Ferraz antes de que ella se traslade definitivamente a Madrid: “La interlocución con Carme sería total, mientras que con Pedro ella no podría estar al tanto de lo que ocurre en la dirección nacional”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·