Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los agentes de la Unidad Antiterrorista de la Guardia Civil se hartan de los diseños de sus uniformes que realiza su coronel y de sus inauditas propuestas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los miembros de la Guardia Civil destinados en la lucha contra el terrorismo en el País Vasco no aguantan más. Denuncian el aumento de “sanciones injustas” y cuestionan algunas de las últimas decisiones de su coronel jefe. Las quejas incluyen algunos materiales de que disponen.

Las quejas de los miembros de la Benemérita por la toma de algunas decisiones por parte de los mandos es cada vez más habitual en las unidades encargadas de la lucha contra ETA. Según las informaciones recabadas por El Confidencial Digital, los guardias destinados en el País Vasco son los más irritados con el coronel del UAR –Unidad de Acción Rural-, Ildefonso Hernández, responsable de las unidades en la lucha antiterrorista en el norte de España.

Entre la documentación oficial consultada se explicita que "la UAR estará dotada del material específico necesario para el cumplimiento de su misión, a cuyo fin el Jefe de la misma elevará la propuesta pertinente". A continuación, ofrecemos algunas de las quejas más comunes que destacan quienes se enfrentan al terrorismo de ETA "sin el material y las medidas necesarias de las que el coronel no quiere tomar parte sino todo lo contrario", denuncian:

-- Según las fuentes consultadas, el actual uniforme de los agentes "está diseñado por el coronel" en base a un modelo estándar que "no es ignífugo", aseguran. El temor de los guardias para este caso concreto es comprobar que "no sirve de mucho ante un supuesto ataque con cócteles molotov" de la ‘kale borroka’.

Además, los agentes denuncian que la elección del uniforme –que emplean desde comienzos del año 2003 aproximadamente- le ha correspondido al coronel que "no ha tenido en cuenta otras propuestas más apropiadas que hubieran permitido trabajar sin tomar riesgos innecesarios".

-- La funda de pernera que emplean para portar sus pistolas ‘Beretta’ ha sufrido una serie de modificaciones con el paso del tiempo y de la que dicen también "es un invento del coronel". La funda carece de cualquier indicativo de que esté homologada por el Ministerio de Industria y las mejoras que se han realizado se deben a que "se ha comprobado que se rompen por su diseño".

Por otro lado, la funda dispone de un enganche para sujetarla a la pierna. Según la normativa interna de las unidades afectadas, no está permitido que se abrochen, por ejemplo, en los cercos de protección. El incumplimiento de lo mandado está castigado incluso con la pérdida temporal del sueldo. Y se preguntan qué pasaría si tienen que correr: "se puede caer la pistola si no está sujeta además de resultar incómodo", aseguran.

-- Las mochilas verdes reglamentarias – marca Altus- que portan en determinadas ocasiones, por ejemplo, cuando realizan ‘esperas’ en los montes del País Vasco para la identificación de supuestos terroristas o zulos escondidos, está identificada en los catálogos de compra como de "material escolar", aseguran. Otras propuestas, como las actuales mochilas que emplean los agentes de Montaña, "han sido descartadas por el coronel".

-- Los guardias denuncian también la ausencia de reposición de material caducado, como "algunos chalecos" de protección antibala, además de las fundas portamaterial esbozadas por el coronel Hernández que "no permite una configuración personalizada". Sobre este punto, las propuestas presentadas en su día permitían que los guardias pudieran elegir qué compartimentos – "de quita y pon"- colocar dependiendo de las características de las misiones encomendadas.

Además, los agentes de la Guardia Civil destinados en el País Vasco no dan crédito a algunas de las medidas ordenadas por su responsable y de las que se conservan por escrito en las distintas comandancias. Estas son algunas de ellas:

-- Como ya contáramos en estas páginas, la ‘kale borroka’ está recogiendo imágenes grabadas de todos los miembros de las FCSE aprovechando los encuentros en las calles. Por ejemplo, los abertzales saben que los miembros de la Guardia Civil no llevan pasamontañas que les cubra el rostro cuando forman los cercos de protección en las intervenciones que realizan. La Ertzaintza, en cambio, lleva cubierto el rostro mientras se encuentran realizando operaciones.

-- Una contradicción de tipo legal: se trata de los disparos intimidatorios si se da el caso, por ejemplo, en los controles de carretera cuando un vehículo pretende darse a la fuga. Según las órdenes que reciben los guardias, el coronel "los ha prohibido tajantemente", aseguran, por lo que "desaparece el carácter disuasorio de esta práctica si la situación lo requiere", además de que la normativa sobre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "lo contempla" en su articulado.

Aunque esta medida es lógica porque "los novatos son de gatillo fácil", se critica que ésta y otras limitaciones acarreen sanción por su incumplimiento y se demanda "sentido común" para que las unidades antiterroristas de la Guardia Civil sean de verdad la "élite".