Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:21h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Varapalo de la Guardia Civil a Alfonso Ussía por su artículo en La Razón y críticas al “obsoleto régimen militar, decimonónico y semiesclavista” del cuerpo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Guardia Civil ya ha respondido formalmente al ataque del periodista Alfonso Ussía que, hace unos meses, publicó un encendido artículo contra los miembros de la Benemérita titulado “La manipulación verde”. En un escrito, se arremete contra un régimen tachado de obsoleto, decimonónico y semiesclavista.

La respuesta proviene del presidente de la principal asociación de la Guardia Civil, que ha elaborado un escrito, firmado de su puño y letra. Joan Miquel Perpinyá, secretario general de la AUGC, le ha hecho llegar al columnista de La Razón Alfonso Ussía un duro alegato en el que le recrimina sus duras palabras contra los agentes del cuerpo.

Perpinyá se queja de que, por defender el reconocimiento de los derechos fundamentales para los agentes –que son actualmente sancionados con arrestos militares por causas disciplinarias y no pueden tener sindicatos-, el periodista entienda que ellos pretenden desmilitarizar la institución.

Para el secretario general de la AUGC, Alfonso Ussía se ha expresado de idéntica manera a cómo suele hacerlo la cúpula militar de este país. “No caen en la cuenta –explica Perpinyá- de que lo que nos lleva irremisiblemente a la desaparición de la Guardia Civil es el mantenimiento de su obsoleto régimen militar, decimonónico y semiesclavista”.

La AUGC denuncia además que este “pétreo inmovilismo militarista” que persiste en el Cuerpo es la causa de muchos males de la institución. Y enumera: de bajas sicológicas (17.000 en los últimos 10 años); de intentos de suicidio (438 en la última década, uno cada 10 días); las 4.000 bajas del Cuerpo por motivos psicológicos antes de la edad reglamentaria; los 356 agentes condenados por tribunales militares en aplicación del mismo Código Penal Militar que se aplica a los miembros de La Legión en Afganistán; los más de 200 ingresados en prisiones militares; los 46.900 guardias civiles expedientados desde 1.994, de los cuales 32.000 han sufrido castigos privativos de libertad que vulneraban los derechos humanos; etc.

El escrito finaliza con un reproche directo a Ussía. Dice textualmente: “Resulta cuando menos curioso que el mismo columnista que nos acusa de malvestir el uniforme aplaudía entusiasmado las declaraciones del general Mena durante la celebración de la Pascua Militar. Y donde allí defendía la libertad de expresión, ahora nos exige que abandonemos la Benemérita institución. Piense qué quedaría de la Guardia Civil si lo hiciéramos… aunque el Sr. Ussía y algunos otros prefieren ver antes a la Guardia Civil moribunda a que la Constitución, la Democracia y la modernidad entre en los cuarteles de la Guardia Civil”.

·Publicidad·
·Publicidad·