Lunes 05/12/2016. Actualizado 10:28h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Un grito de “¡Viva Zapatero!” durante una cena de la Guardia Civil desemboca en un expediente disciplinario a un sargento de la Benemérita

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Fiesta de la Virgen del Pilar se celebra en la Guardia Civil desde días antes del 12 de octubre. Durante una cena entre suboficiales, uno de los sargentos presentes en la celebración brindó por el presidente del Gobierno. El ‘recuerdo’ a Zapatero le ha costado la apertura de un expediente disciplinario.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Instituto Armado, un sargento destinado en Zarautz (Guipúzcoa) ha sido amonestado con la apertura de un expediente disciplinario por “falta grave”, tras pronunciar un “¡Viva Zapatero!” en el momento de los brindis en una cena entre suboficiales de la Guardia Civil.

Como viene siendo costumbre entre los miembros de la Benemérita destinados en el País Vasco, los acuartelamientos lucen sus mejores galas festivas para celebrar a su Patrona, la Virgen del Pilar. Uno de los actos “programados” son las cenas entre compañeros según su rango –guardias de tropa, suboficiales y oficiales- y acuartelamiento.

Los sucesos reseñados tuvieron lugar en la noche del pasado 4 de octubre en una cena entre suboficiales destinados en el País Vasco. Según las fuentes consultadas, “tras los preceptivos vivas a España y a la Benemérita”, un sargento se desmarcó con un “¡Viva Zapatero!” que ha molestado especialmente al comandante jefe en funciones de la Comandancia de Guipúzcoa, José Luis González Urteaga.

El asunto llegó pronto a oídos de Urteaga que ha abierto un expediente disciplinario al sargento. Según las fuentes consultadas, el comandante “ha interpretado de forma despectiva o burlona” el brindis del sargento, cuando no fue así, aseguran algunos testigos. Se llega a afirmar que las medidas adoptadas son un “abuso de autoridad desproporcionado e injusto”. La actitud de Urteaga en este asunto ha quedado cuestionada.