Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero “necesita” el AVE en Barcelona antes de Navidad porque en enero se entra en tiempo electoral y la ley prohíbe inauguraciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El calendario que se fijó Rodríguez Zapatero para las inauguraciones de los trenes AVE a Barcelona, Valladolid y Málaga, los días 21, 22 y 23 de diciembre de este año, no es simplemente un problema de agenda. Es que “necesita” hacerlo en esas fechas porque después el presidente del Gobierno ya no podrá.

El cálculo que se ha hecho en La Moncloa es que, si no se logra cumplir la previsión, prácticamente ya no será posible celebrar esos actos porque se entra en la Navidad y en las fiestas de fin de año, que llegan hasta Reyes. En tal caso no le quedarán días porque se habrá entrado en periodo electoral, y la legislación prohíbe las inauguraciones en ese tiempo.

Con la previsión de que los comicios generales tengan lugar, como se da por seguro, el 2 de marzo, los 54 días marcados por la Ley llevan hasta el 8 de enero. Es la fecha tope. La disolución de las Cortes y convocatoria de elecciones tiene que haberse producido antes de ese día, fecha en la que entra en vigor la legislación electoral.

El problema más grave para Zapatero se ubica en Barcelona, por los graves retrasos que están sufriendo las obras, y porque se trata de un AVE emblemático. El Gobierno va a hacer todo lo posible por llegar al 21 de diciembre, pero ya ve las cosas complicadas.

Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, algunos portavoces socialistas están empezando a preparar a la opinión pública ante la eventualidad de que no se cumpla el plazo anunciado. Por ejemplo, ayer, José Blanco declaraba en Telecinco que para el AVE a Barcelona el 21 de diciembre es “sólo una fecha”, y que “no pasa nada” si no se concluyen las obras a tiempo.

En realidad sí “pasa”, porque Zapatero se quedaría sin esa inauguración.