Viernes 09/12/2016. Actualizado 13:25h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero está preparando el terreno para una disolución de las Cortes y convocatoria anticipada de elecciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los “cerebros” de La Moncloa están estudiando cuál será el momento más conveniente para proceder a una disolución anticipada de las Cortes y convocatoria de elecciones generales, en las que están seguros de que conseguirán mejorar ampliamente los resultados alcanzados en 2004.

Los “cerebros” de La Moncloa están estudiando cuál será el momento más conveniente para proceder a una disolución anticipada de las Cortes y convocatoria de elecciones generales, en las que están seguros de que conseguirán mejorar ampliamente los resultados alcanzados en 2004.

 

Pasado ya el primer año en el poder, esta eventualidad ha comenzado a ser analizada con seriedad, si bien la opinión en este momento es que, como muy pronto, eso tendría que producirse pasado el ecuador de la Legislatura, es decir, el año que viene, 2006.

 

La idea de los estrategas de La Moncloa es que el adelanto electoral pueda presentarse a la opinión pública como una “necesidad ineludible”, consecuencia de las dificultades para seguir gobernando. Y que quienes planteen problemas de gobernabilidad sean precisamente los actuales socios parlamentarios, de forma que se traslade a los ciudadanos este mensaje: “No tenemos más remedio que convocar elecciones, porque así es imposible gobernar”.

 

La siguiente demanda de Rodríguez Zapatero a los electores consistirá en exponer que “necesita” una mayoría más amplia que la actual, para llevar a término el programa esbozado en 2004, pero sobre todo para evitar la inestabilidad que supone depender de partidos minoritarios. E incluso se intentará trasladar el mensaje de que, con otra mayoría, sería mucho más sencillo resistir a los chantajes de los nacionalistas.