Miércoles 28/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero prometió a Dezcallar que seguiría en el CNI y que no testificaría en la Comisión del 11-M

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nada más ganar las elecciones e instalarse en La Moncloa, Rodríguez Zapatero hizo dos “promesas” al entonces Director del CNI, Jorge Dezcallar. Y las dos quedaron incumplidas por el nuevo Presidente del Gobierno.

Nada más ganar las elecciones e instalarse en La Moncloa, Rodríguez Zapatero hizo dos “promesas” al entonces Director del CNI, Jorge Dezcallar. Y las dos quedaron incumplidas por el nuevo Presidente del Gobierno.

 

Según han narrado a El Confidencia Digital fuentes relacionadas con la seguridad del Estado, Zapatero recibió a Dezcallar poco después de asumir la Presidencia del Gobierno, lo que quienes lo supieron lo interpretaron como una muestra de la confianza que tenían los nuevos gobernantes socialistas hacia el jefe de los “espías”.

 

Como decimos, en ese primer despacho, el Presidente del Gobierno hizo al responsable del Centro Nacional de Inteligencia dos promesas. “Seguirás siendo Director del CNI”, fue la primera de ellas.

 

La propuesta quedó incumplida finalmente, como consecuencia de los movimientos que hizo José Bono para ocupar el Ministerio de Defensa (en lugar de Interior, que es donde le quería Zapatero), y después hacerse con el poder en los servicios de inteligencia, nombrando para “la Casa” a un hombre de su máxima confianza y absolutamente desconocedor de la materia que le ha tocado dirigir.

 

La salida del CNI ha sido “compensada” por el Gobierno con el nombramiento de Dezcallar para Roma, para la Embajada de España ante la Santa Sede, un puesto muy codiciado por los diplomáticos.

 

“Si hay Comisión de Investigación sobre los atentados del 11 de marzo, no te preocupes, que tú no comparecerás”. Fue –según las fuentes contactadas por ECD- la segunda promesa que formuló Rodríguez Zapatero en aquella primera entrevista, igualmente incumplida.

 

En efecto, Dezcallar tuvo que pasar el trago de ser citado en el Congreso y someterse a las preguntas de los diputados. Eso sí, en medio de la benevolencia de los socialistas, que –lógicamente- se abstuvieron de ponerle en apuros, a pesar de que era el máximo dirigente del CNI los días de los atentados.