Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero ha dado orden a Presidencia de Gobierno para que reduzca a un día sus cumbres bilaterales, con dos únicas excepciones: Marruecos y Portugal, que se irritan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Presidencia del Gobierno ha ido reduciendo la duración de las cumbres bilaterales del jefe del Ejecutivo. Este es el formato que prefiere ahora José Luis Rodríguez Zapatero para esos encuentros. Sin embargo, dos países se libran de esta ‘rebaja’: Marruecos y Portugal. Y hay razones de peso para ello.

La reciente cumbre hispano-italiana que ha traído a Ibiza al primer ministro italiano Romano Prodi apenas ha durado unas horas. Algo que viene ocurriendo en las últimas cumbres bilaterales que España está manteniendo con países europeos, como es el caso de Alemania, que se celebró en una mañana, o Francia, que tuvo un formato similar, de unas tres horas.

Es conocido en ambientes periodísticos lo poco que le gusta a José Luis Rodríguez Zapatero participar en cumbres de larga duración. De ahí que Moncloa haya decidido reducir al mínimo esos encuentros celebrados al más alto nivel. No obstante, dos países se salvan de este modo de proceder: Marruecos y Portugal.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, la razón esgrimida por Presidencia del Gobierno en estos casos es que esas dos naciones interpretan como un gesto de muy mal gusto” no pernoctar, al menos una noche, en el país donde tiene lugar el encuentro.

Consideran “un desagravio y una falta de cortesía”, y un inaceptable desinterés por los temas que reúnen a sus líderes políticos, comenzar y terminar una cumbre en el mismo día o incluso en la misma mañana, como ha ocurrido en los casos anteriormente citados.

De ahí que, por ejemplo, la próxima cumbre con Marruecos haya quedado fijada para los días 5 y 6 de marzo. Marruecos fue, además, el primer país que visitó Rodríguez Zapatero nada más ser elegido presidente del Gobierno.