Miércoles 07/12/2016. Actualizado 12:04h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero ha dado instrucciones a todos los ministros para que tengan la boca callada en asuntos del País Vasco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Moncloa ha dado un toque a todos los ministros para que se abstenga de hacer cualquier declaración que tenga que ver con la cuestión vasca, es decir, sobre el acercamiento del PSOE al PNV, pero también respecto a asuntos como la posibilidad de un final de la violencia etarra, etc. Y le han hecho caso.

La Moncloaha dado un toque a todos los ministros para que se abstenga de hacer cualquier declaración que tenga que ver con la cuestión vasca, es decir, sobre el acercamiento del PSOE al PNV, pero también respecto a asuntos como la posibilidad de un final de la violencia etarra, etc. Y le han hecho caso. La existencia de esa consigna ha sido confirmada en fuentes del propio Ejecutivo. Personas del Gobierno han llegado a comentar, en ámbitos reservados: “El Presidente ha pedido discreción”. Las indicaciones de Rodríguez Zapatero están siendo respetadas por los miembros del Gabinete, como se comprueba en la casi total ausencia de declaraciones y ruedas de prensa de los ministros este verano. Lo titulares de Departamentos políticos han permanecido prácticamente mudos, como es el caso de José Antonio Alonso o López Aguilar. Han salido a la palestra Solbes, pero para hablar de economía, o Montilla, para lo mismo, pero poco más. El propio José Bono, tan amigo de los medios, se muestra tan recatado que incluso durante el viaje que realizó a Afganistán, acompañado de un buen grupo de periodistas, estuvo absolutamente callado. En ningún momento tuvo un aparte con los informadores, cuando en otros caso, como el viaje a Estados Unidos, comía y cenaba con ellos y se pasaba el tiempo a su lado. Las declaraciones de Fernández de la Vega, inevitables al encontrarse de viaje por Iberoamérica, en ningún momento han abordado el problema del País Vasco, las relaciones con los nacionalistas, la actividad de ETA...