Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero fue quien decidió, personalmente, no comparecer en público tras el atentado del Líbano, a pesar de algunos consejeros de Moncloa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hay marejada en el entorno de La Moncloa, a la vista de las críticas al presidente por no haber comparecido públicamente tras el atentado que costó la vida a seis soldados españoles desplegados en el Líbano. El problema es que la decisión fue de Zapatero.

Algunos de los consejeros más directos del jefe del Gobierno trasladaron a Rodríguez Zapatero la conveniencia de que hiciera alguna declaración inmediatamente después de la tragedia. Al parecer, entre ellos podrían estar la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, y el jefe de Gabinete, José Enrique Serrano.

Fuentes cercanas a La Moncloa a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital afirman que, no obstante esas insinuaciones, fue el propio presidente del Gobierno, en persona y por su cuenta, quien tomó la decisión de no salir a la palestra. Y en ella se mantuvo hasta el Pleno del Congreso celebrado ayer, miércoles.

De acuerdo con esas fuentes, para su negativa a cualquier declaración Rodríguez Zapatero argumentó lo siguiente:

-- Afirmó que él no suele salir nunca.

-- Dijo también que no quería hacer un “uso político” de lo sucedido.

-- Y razonó que, si decidía salir para una declaración, entonces le criticarían igualmente por haberlo hecho.