Lunes 05/12/2016. Actualizado 14:44h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero ha asistido a reuniones donde se ha hablado de limitar la presencia de los nacionalistas en el Congreso

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Asamblea de Extremadura ha sido pionera, como institución. Ha aprobado una resolución en la que se pide la reforma de la Ley Electoral para que sea necesario un mínimo del 5 por ciento de los votos como condición para formar parte del Congreso de los Diputados, un tope que dejaría fuera a los partidos nacionalistas. Según ha sabido El Confidencial Digital, este asunto ha estado también sobre la mesa de Rodríguez Zapatero.

La Asamblea de Extremadura ha sido pionera, como institución. Ha aprobado una resolución en la que se pide la reforma de la Ley Electoral para que sea necesario un mínimo del 5 por ciento de los votos como condición para formar parte del Congreso de los Diputados, un tope que dejaría fuera a los partidos nacionalistas. Según ha sabido El Confidencial Digital, este asunto ha estado también sobre la mesa de Rodríguez Zapatero.

 

Uno de los primeros en plantear esa posibilidad, hace pocos años, fue precisamente el presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, quien se mantiene en la misma posición. De hecho, en su discurso durante el debate de política general en la Cámara autonómica, la semana pasada, defendió el establecimiento de ese mínimo, para evitar –explicó- la “deslealtad” de algunos partidos nacionalistas hacia el Estado.

 

Según informaciones recogidas por El Confidencial Digital, la posibilidad del tope ha sido abordada en reuniones del partido socialista en las que se encontraba presente José Luis Rodríguez Zapatero, junto con otros destacados dirigentes del PSOE preocupados por la actitud de los partidos nacionalistas, como es el caso de Rodríguez Ibarra, José Bono, etc.

 

La resolución de la Asamblea de Extremadura fue aprobada a propuesta del Partido Popular, a la que se sumaron los socialistas, quienes, a su vez, sacaron adelante una resolución parecida, proponiendo introducir “límites legales” a la presencia de partidos exclusivos de algunos territorios, aunque sin fijar un mínimo concreto.

 

La propuesta del 5 por ciento, si se aprobara, dejaría fuera del Parlamento a todos los partidos nacionalistas sin excepción. En las elecciones de 2004 obtuvieron estos porcentajes: Convergencia y Unión el 3,23, Esquerra el 2,52 y PNV el 1,63, mientras el resto quedaron por debajo del 1 por ciento.

 

Un problema añadido es que tampoco Izquierda Unida conseguiría representación en el Congreso, aunque por poco: en los pasados comicios tuvo un voto del 4,96 por ciento.

 

Algunos analistas políticos apuntan que una propuesta intermedia, y que tendría mayores posibilidades de salir adelante, sería fijar el tope mínimo, no en el 5, sino en el 3 por ciento, con el que CiU podría estar representada en el Congreso.