Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los servicios antiterroristas de la Guardia Civil lo tienen claro: “Garzón ahora no nos soporta”; hay temor a no controlar las operaciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La lucha antiterrorista en el seno de la Guardia Civil no está pasando por sus mejores momentos y así lo afirman algunos de sus integrantes: “Garzón no nos soporta”. Las últimas detenciones por ‘kale borroka’ practicadas por miembros del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) confirman estos temores.

Según fuentes del Ministerio de Interior, consultadas por El Confidencial Digital, desde la sede que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba existe el convencimiento de que se ha asistido al relevo de los servicios antiterroristas de la Guardia Civil, que se ven apartados de muchos casos contra ETA.

Y la explicación que se ofrece es la siguiente: “el juez Baltasar Garzón ahora no nos soporta”. Este es el argumento que se esgrime al constatar, por ejemplo, cómo en las últimas operaciones contra la ‘kale borroka’ en el País Vasco han sido desarrolladas por el CNP y donde los miembros de la Benemérita han desarrollado servicios secundarios.

La explicación de esta separación de la lucha antiterrorista a pie de calle tiene que ver con que el Servicio de Información de la Guardia Civil ha quedado muy dañado tras un apartamiento que dura ya muchos meses. “Está muy mal”, advierten las mismas fuentes sin especificar muchos más detalles.

Por otro lado, se sugiere que los datos obtenidos contra el terrorismo de ETA por parte del CNP “es más controlable por sus inspectores”. Como otras veces ha quedado demostrando, “si esa información pasa por la Guardia Civil puede que luego se siga tirando del hilo y se llegue a donde los políticos no quieren llegar”, advierten.

Hay que recordar que en estas mismas páginas –vea aquí la noticia- ya se daba cuenta de la actitud del Gobierno Zapatero ante la Guardia Civil y a favor de la Policía y su Inteligencia. Las detenciones de los miembros del ‘comando Donosti’ por parte del Instituto Armado, el pasado 28 de marzo, fue un acto de rebeldía de los beneméritos que no gustó nada en Interior.

·Publicidad·
·Publicidad·