Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El brigada detenido por la manifestación de los guardias civiles está pasando hambre, apenas lee prensa y no tiene Internet

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jorge Bravo permanece internado desde el pasado 17 de octubre en un centro disciplinario militar por su participación en la manifestación de guardias civiles en Madrid. La comida escasea, lee la poca prensa que le facilitan y no puede conectarse a Internet.

El brigada Bravo es el presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) y se encuentra en el centro disciplinario militar Base de San Pedro, en Colmenar Viejo. Su delito ha sido participar en la manifestación de guardias civiles del pasado 20 de enero. Ahora se encuentra cumpliendo una sanción por una falta grave contra el artículo 8.38 de la Ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas.

Según fuentes de la AUME consultadas por El Confidencial Digital, el brigada se encuentra recluido junto con otros 30 militares y sigue el horario habitual del resto de presos. Se levantan con el toque de diana y realizan ejercicios físicos matutinos “obligados”. Desde la asociación aseguran que está pasando hambre porque “la comida no llega para todos”.

Los militares detenidos sólo disponen de un único ejemplar de periódico para seguir la actualidad. Los reclusos no tienen posibilidad de utilizar Internet y si quieren leer libros “se los traen desde fuera”. Al parecer, ha pasado frío hasta que se ha puesto en funcionamiento la calefacción del recinto, sólo “tras las protestas de los internados”.

Bravo recibe visitas diarias de sus familiares por la mañana y de amigos y compañeros por las tardes. La asociación que preside ha facilitado un teléfono de contacto y un número de fax para que se le puedan hacer llegar mensajes.

El brigada tiene prohibido las salidas del centro disciplinario. Sólo ha abandonado la prisión para hacerse pruebas médicas “que tenía pendientes”.

·Publicidad·
·Publicidad·