Lunes 05/12/2016. Actualizado 16:38h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Los asesores de comunicación de José Antonio Alonso han decidido “sacar” a su ministro a los medios para ver si recupera imagen

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los asesores de comunicación del ministro de Defensa están preocupados por el perfil tan bajo que está teniendo José Antonio Alonso, y por eso han preparado una ofensiva que ya está en marcha.

Según informaciones recogidas por El Confidencia Digital en fuentes cercanas a Defensa, los responsables de prensa del Ministerio (es el mismo equipo que estaba en Interior) han decidido “sacar a la calle” al ministro, tras comprobar que el control de informaciones impuesto desde la sede del Departamento lo único que ha provocado es que solamente se difundas noticias negativas.   Así que han emprendido una ofensiva de presencia de José Antonio Alonso, en la cual hay que ubicar la larga entrevista que concedió al diario El País, la posterior presencia ante los micrófonos de Onda Cero, la comparecencia en Antena 3 TV, y ahora la intervención en los desayunos de Nueva Economía.   Un problema es que el ministro de Defensa tiene muy pocas dotes de comunicación. Por ejemplo, su comparecencia en Nueva Economía defraudó de lleno a los periodistas especializados que acudieron al acto. Además de demostrar que sin papeles para leer se pierde, lo cierto es que Alonso no dio ni un solo titular, de forma que ese acto apenas logró eco en radios, televisiones y periódicos. Era la apertura de ese foro, y todos esperaban alguna información relevante, que no se produjo. Hasta echan de menos a José Bono.   En ambientes periodísticos se comenta que con Bono las cosas podían ser positivas, demagógicas o negativas. Positivas, porque Bono “vendía” muy bien cualquier asunto, y demagógicas porque iba con su personalidad. Alonso no es un demagogo, ni un político de la talla de Bono, y entonces solamente salen cosas negativas.