Jueves 08/12/2016. Actualizado 18:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El ganador del concurso de vehículos no tripulados organizado en 2005 por el Pentágono estrena vehículo para un novedoso reto en entorno urbano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno norteamericano a través del Pentágono ha llevado a cabo dos ediciones del ‘DARPA Grand Challenge’, un concurso para vehículos no tripulados en el desierto de Mojave. El ganador de 2005 estrena vehículo en la edición de 2007 que se llevará acabo en un novedoso escenario: la ciudad.

La primera edición del ‘DARPA Grand Challenge’ para vehículos no tripulados organizado por el Pentágono en 2004 terminó sin ganador. Ninguno del total de 25 participantes finalizó las 300 millas de desierto para llevarse el premio de un millón de dólares.

En 2005 tuvo lugar el segundo reto de estas características que terminó con un ganador en el desierto californiano de Mojave: el ‘Stanford Racing Team’ finalizó el recorrido de 131,2 millas en 6 horas 54 minutos y se embolsó una sustanciosa bolsa de dos millones de dólares.

En noviembre de 2007 tendrá lugar la tercera entrega del concurso. Los aspirantes al premio de tres millones y medio de dólares deberán poner a punto sus vehículos que, sin la mediación humana, deberán completar un itinerario urbano todavía por concretar.

El ganador del concurso del pasado año estrena vehículo para el reto de este año. El robot autónomo sobre ruedas para el ‘DARPA Urban Challenge’ se llama ‘Junior’, un monovolúmen Volkswagen Passat. Este equipó presentó a su candidato a ganador el pasado 17 de febrero. Puede ver la estética que llevará el vehículo el día de la carrera el próximo 3 de noviembre y sus sensores externos al final de la noticia.

El desafío propuesto por DARPA - Defense Advanced Research Projects Agency- trata de poner en marcha de esta forma un programa de investigación y desarrollo de vehículo autónomo que permita en un futuro próximo asistir al Ejército norteamericano en sus misiones sin poner en riesgo a sus soldados.

Los vehículos participantes en esta última gala de la tecnología deberán maniobrar en un fingido ambiente de ciudad, se simularán cargas de suministros, habrá tráfico en las calles con semáforos incluidos y se les exigirá, además, evitar obstáculos y manejarse en las intersecciones.

Imagen del ‘Junior’, el monovolúmen Volkswagen Passat