Jueves 17/08/2017. Actualizado 13:34h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

No perdona a Susana Díaz que le obligara a dejar Ferraz

Las conspiraciones de Rubalcaba: está detrás de las principales actuaciones de Pedro Sánchez

1) Llamadas a periodistas de Prisa en defensa del pacto antiyihadista. 2) Facilitó informaciones sobre Tomás Gómez y Parla. 3) Asesoró al líder en el debate del estado de la Nación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Muchos analistas lo dicen: Pedro Sánchez, salió el martes fortalecido de su cara a cara con Rajoy en el Debate sobre el estado de la Nación. Detrás de ese salto adelante del secretario general del PSOE, y también de varias decisiones de gran calado, se encuentra un ‘viejo’ conocido del partido: Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pedro Sánchez y Alfredo Pérez Rubalcaba. Pedro Sánchez y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el ex líder de los socialistas ha tenido un papel muy importante en las últimas actuaciones ordenadas por Pedro Sánchez. Se ha convertido en su asesor áulico, a la vez que discreto consejero, con mucho protagonismo en algunos de los movimientos que se han producido en las últimas semanas.

Apoyo al pacto antiyihadista

Hay cuatro acciones de especial relevancia en las que Rubalcaba ha dejado su impronta. A saber:

1. El pacto antiyihadista PP-PSOE. Rubalcaba ha sido el muñidor en la sombra de ese acuerdo con el Gobierno Rajoy. Convenció a Pedro Sánchez de la necesidad de apoyar este pacto, aunque el PSOE tuviera que traspasar una línea roja: tolerar la prisión permanente revisable.

El ex líder socialista allanó el camino: convenció al secretario general y maniobró para evitar un duro reproche a la actual dirección desde los medios de comunicación afines.

Concretamente, Rubalcaba protagonizó varias llamadas a periodistas del Grupo Prisa para pedirles que no fueran “excesivamente críticos” con la decisión de Pedro Sánchez. Además, ofreció argumentos sobre cómo explicar a la opinión pública ese movimiento.

Estado de la nación: en la sombra

2. Asesoró en el debate sobre el estado de la Nación. Alfredo Pérez Rubalcaba ha acudido a Ferraz en varias ocasiones para ayudar al secretario general en la preparación del debate político más importante del año. Sugirió enfoques concretos, líneas de ataque y objetivos.

De hecho, llamaron la atención algunas similitudes del discurso de Pedro Sánchez

Se ha convertido en su asesor áulico, a la vez que discreto consejero

con los de su predecesor. Por ejemplo, cuando dijo: “¿Usted qué sabe de los españoles?”, “¿Por qué calles pasea, con qué gente hablan ustedes?”.

Estas expresiones recordaron interpelaciones muy parecidas que lanzó Rubalcaba en el debate de 2014: “¿En qué país vive usted, señor Rajoy?”.

La venganza sobre Tomás Gómez

3. Rubalcaba ha sido clave en la destitución de Tomás Gómez. El ex líder socialista ha servido de enlace con el diario El País para abonar, desde las páginas del periódico, la defenestración del secretario general del Partido Socialista de Madrid.

Durante los días previos al anuncio de Pedro Sánchez, el diario del Grupo Prisa publicó efectivamente diversas informaciones que ponían en duda la honorabilidad de Tomás Gómez y su gestión en los años de gobierno en Parla.

Dos ejemplos:

-- El 9 de febrero, dos días antes de la destitución de Tomás Gómez, El País publicó la siguiente información: “El fiscal ve una trama delictiva en el gran proyecto del líder del PSOE en Madrid". Insertaba una llamada en portada en esos términos, pero dentro la noticia vinculaba “el gobierno de Tomás Gómez” con el tranvía. Afirmaba que la policía había pedido ayuda al Estado “para hallar la relación de políticos con empresarios”.

-- El 10 de febrero, veinticuatro horas antes de la defenestración, El País dedicó otro espacio en portada con el siguiente titular: “La dirección del PSOE expresa ‘preocupación’ por la situación de Tomás Gómez”. La noticia volvía a insistir en la posible vinculación del líder del PSM con la corrupción en Parla y aludía sin medias tintas a la “responsabilidad política” de Gómez.

Según las fuentes consultadas, estas informaciones fueron diseñadas por Rubalcaba y sirvieron para abonar el terreno ante el anuncio del miércoles, día 11. En consonancia con las noticias de El País, la contundente medida se presentó como “una estrategia de tolerancia cero con la corrupción” que los socialistas pretenden convertir en “marca de la casa”. También argumentó que en Ferraz existía “una sombra de duda” sobre el barón madrileño que le inhabilitaba para ser el candidato a la Comunidad de Madrid.

Al día siguiente del cese, el periódico publicó una encuesta de urgencia, realizada por Metroscopia, en la que se concluía que la salida de Tomás Gómez había conseguido un "amplio respaldo" en Madrid.

Apuesta por Ángel Gabilondo

4. Apuntala la candidatura de Ángel Gabilondo. Ahora, Alfredo Pérez Rubalcaba trabaja en fortalecer a ‘su’ candidato para la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo.

Al ex vicepresidente se le atribuye la filtración esta semana al diario El País del pago de primas a jueces, fiscales y secretarios de la región a través de Indra. El objetivo de la ofensiva es desgastar al actual presidente, Ignacio González, rival de Gabilondo, y laminar al actual máximo responsable del Tribunal Superior de Madrid, como se cuenta hoy en estas mismas páginas.

¿Qué busca Rubalcaba? Las fuentes políticas consultadas por ECD explican esta actuación de Rubalcaba citando dos motivaciones fundamentales que tienen nombres propios: Susana Díaz y el propio Tomás Gómez.

Susana Díaz le pidió que se marchara

Rubalcaba ha decidido apoyar a Pedro Sánchez frente a Susana Díaz, la persona que protagonizó el abrupto final a su vida política. Hay que recordar que, tras la debacle electoral de las europeas, fue ella quien pidió a Alfredo Pérez Rubalcaba que abandonara la secretaría general del PSOE y dejara paso a nuevos líderes.

Concretamente, durante la tarde de aquel 25 de mayo “se telefonearon varias veces”. Fuentes del PSOE aseguran que fueron hasta cuatro llamadas desde Sevilla. En todas ellas, la presidenta andaluza le dejó claro que su ciclo al frente del partido había acabado y que lo mejor para los socialistas era que otros, con el apoyo de la federación andaluza, lideraran ese tiempo nuevo.

La respuesta de Rubalcaba fue inmediata: dimitió al día siguiente. Sin embargo, no se marchó sin plantearle a Díaz el siguiente escenario: un PSOE con Susana de presidenta y Eduardo Madina como secretario general.

La presidenta de la Junta rechazó esta opción por dos motivos: buscaba un candidato al que pudiera controlar, y con Madina arrastraba una mala relación desde que ambos coincidieron en las Juventudes Socialistas.

Tomás Gómez laminó a Lissavetzky

Existe otra motivación oculta en el movimiento de Rubalcaba contra Tomás Gómez y a favor de Pedro Sánchez. No olvida que fue el ex secretario general del PSM quien sacó del partido en Madrid a su hombre, y amigo personal, Jaime Lissavetzky.

ECD se ha puesto en contacto con Alfredo Pérez Rubalcaba, en su despacho de la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense de Madrid, pero el ex vicepresidente ha declinado hacer ningún comentario.

-- “Prefiero no hacer declaraciones de ningún tipo. Estoy centrado en la Universidad, en mi labor docente. He empezado ya las clases y estoy centrado en eso. Como diría Felipe González, estoy poco comunicativo”, ha dicho.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·