Lunes 26/09/2016. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las críticas a las fotografías de las Ministras en “Vogue” plantea la pregunta de quién las autorizó

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El revuelo político por el reportaje fotográfico de las Ministras en plan “top-model”, en la revista femenina de alta gama “Vogue”, ha suscitado, en los ámbitos socialistas, la pregunta de quién fue el cerebro que planeó y autorizó una iniciativa tan inusual.

El revuelo político por el reportaje fotográfico de las Ministras en plan “top-model”, en la revista femenina de alta gama “Vogue”, ha suscitado, en los ámbitos socialistas, la pregunta de quién fue el cerebro que planeó y autorizó una iniciativa tan inusual.

 

Se considera que solamente una persona con capacidad de decisión sobre los miembros del Gobierno puede haber coordinado el asunto, primero aceptando la propuesta de la revista y después “convenciendo” a las Ministras de que posaran luciendo diversos modelos de traje.

 

En esos ambientes, a falta de otros datos, la mirada se dirige al Secretario de Estado de Comunicación, Miguel Barroso, que es el “cerebro” informativo del Gobierno de Rodríguez Zapatero, famoso en el pasado precisamente por su capacidad de diseñar campañas de imagen.

 

Las críticas más duras al reportaje han provenido de sectores de la izquierda y de las feministas. En nombre de Izquierda Unida, Marisa Castro ha afirmado que IU “no les perdona” a las Ministras el reportaje. Las feministas han expresado que ese trabajo periodístico no ha sido precisamente la mejor idea.

 

Desde el PP se apunta que si el reportaje lo hubieran realizado, en su día, las Ministras del Partido Popular, el escándalo habría sido mayúsculo, sobre todo desde las filas del PSOE.

 

Elena Salgado ha declarado que no se arrepiente de haber participado en el montaje periodístico, y añade que no por ello se siente menos feminista. Carmen Calvo ha comentado que, como improvisadas modelos, hicieron lo que pudieron durante el reportaje, que califica de “elegante y austero”.